Publicidad

Antena 3 » Programas » El Hormiguero 3.0 » Secciones » Ciencia Marron

¡Coge apuntes!

Trucos caseros 'filomenales' contra el frío: los cinco imprescindibles de Marron

El colaborador sorprende con cinco trucos esenciales para combatir el frío.

En resumen

Los guantes y la pintura acrílica:

A diferencia de las pantallas táctiles resistivas (como las que se usan para firmar en los datáfonos), las pantallas capacitivas no usan la presión del dedo para crear un cambio en el flujo de electricidad. En su lugar, trabajan con cualquier cosa que sea capaz de conducir , incluida la piel humana. Cuando un dedo toca la pantalla, se transfiere una pequeña carga eléctrica al dedo para completar el circuito, creando una caída de voltaje en ese punto de la pantalla. (Esta es la razón por la cual las pantallas capacitivas no funcionan cuando se usan guantes).

Aunque algunos guantes comerciales ya incluyen fibras especiales en las yemas de los dedos para que no se requiera retirar el guante para manipular el smartphone, podemos convertir unos guantes no compatibles gracias al uso de pintura acrílica.

Plantilla de tetrabrik:

Tetra Brik,​ tetrabrik o brik​ es un envase de cartón, plástico polietileno y aluminio, producido por la empresa sueca Tetra Pak. Tiene forma de paralelípedo y está compuesto por diferentes capas. El envase Tetra Brik es el más conocido y el más vendido de los envases de Tetra Pak, hasta tal punto que algunas personas lo consideran un nombre genérico, aunque es una marca registrada. El envase Tetra Brik puede encontrarse tanto para productos refrigerados como para productos UHT bajo la denominación de Tetra Brik Aseptic. Se componen de múltiples capas superpuestas y pegadas entre sí: 1 capa de aluminio, 1 capa de cartón (procedente de celulosa virgen), 4 capas de plástico polietileno, que le concede al envases las propiedades aislantes que permiten mantener los alimentos.

Con el envase podemos crear una plantilla para nuestros zapatos que nos aisle del frío.

Cubrir ventanas con papel burbuja:

El film alveolar también llamado coloquialmente plástico de burbujas, es un material plástico flexible y transparente usado comúnmente para embalar artículos frágiles. Las bolsitas llenas de aire y espaciadas regularmente que sobresalen (las burbujas) proporcionan amortiguación a los artículos delicados o frágiles.

Sin embargo, el plástico de burbuja también es conocido por sus buenas propiedades aislantes térmicas, del frío o del calor. Esto es debido a que el aire contenido en las burbujas plásticas es mal conductor del calor.

Para emplear el plástico de burbuja como aislante casero debemos hacer lo siguiente:

Recortaremos un trozo de film de burbuja del mismo tamaño que la ventana a aislar.

Llenaremos un bote para pulverizar agua y aplicaremos una fina capa de agua por la cara del cristal que da al interior.

Pegaremos el trozo recortado con las burbujas hacia fuera (hacia ti). El agua, por sus propiedades de unión, hace que el papel quede adherido al cristal de la ventana

Revestir la parte baja de la puerta:

Es importante para mantener una vivienda caliente eliminar las filtraciones de aire en ventanas y puertas. Un sencillo truco para saber si entra aire por debajo de la puerta es colocar un papel y si se levanta, es señal de que la puerta no ajusta perfectamente al suelo.

Para cubrir la holgura que queda entre la puerta y el suelo se colocan burletes en el lado interior de la puerta que suelen incorporar cerdas de nylon o un cepillo que impide el paso del aire. Pero podemos hacer esto de forma casera con un churro de espuma de natación, que tendremos que abrir longitudinalmente para que ajuste a la parte inferior de la puerta.

Espuma de afeitar en parabrisas:

Curiosamente, los compuestos antivaho no evitan que se condense el agua en su forma líquida, sino que se centran en evitar que esa agua forme gotas. Aunque el agua es transparente, el vaho no lo es, porque las pequeñas gotas que lo forman reflejan la luz de maneras extrañas. Si no llegaran a formarse, el agua podría extenderse como una película transparente sobre el cristal, que no dejaría ver y aceleraría su evaporación.

Para lograrlo, los compuestos antivaho son hidrófilos, tienen la capacidad de atraer las moléculas de agua. Esta atracción es tan fuerte que es capaz de evitar que las moléculas de agua se atraigan entre ellas formando las gotas, y las obligan a distribuirse por toda la lente. Algunos de estos compuestos químicos se comercializan y es posible comprarlos en forma de sprays o toallitas. Y otros son tratamientos industriales.

También existen algunos que podemos encontrar en casa con facilidad y que podemos aplicar a nuestras gafas y parabrisas. Un ejemplo es el almidón, presente en algunos vegetales como la patata o el aguacate. Otro tipo de compuestos hidrófilos que podemos usar son los detergentes tensioactivos. Como el jabón de manos e incluso algunos espumantes como los presentes en la espuma de afeitar. El procedimiento es el mismo que en la patata: depositar unas pocas gotas de jabón sobre el cristal y retirar el exceso con un papel sin humedecer.

No es recomendable usar detergentes con olor ni color, ya que pueden tener compuestos que distorsionen nuestra visión o afecten a nuestros propios ojos. Si siente algún picor en los ojos, debe retirar el compuesto inmediatamente.