Ciencia

¡Alucinante! Marron hace palomitas instantáneas en el plató de 'El Hormiguero': ¿Cuál será el resultado?

El colaborador ha demostrado lo rápido que se puede hacer palomitas chinas en pleno directo y sorprende a todos.

Publicidad

STORIES

Marron ha aprovechado la visita de Ara Malikian para sorprender con dos experimentos en 'El Hormiguero'. Por un lado ha creado espermatozoides de oxígeno y por otro lado ha creado palomitas chinas... ¡Increíble!

Así que en el experimento de hoy vamos a cocinar palomitas de maíz empleando una réplica de una antigua olla a presión china.

Primero, introduciremos los granos de maíz en la olla, y después sellaremos la tapa apretando el tornillo. Lo pondremos al fuego durante unos minutos, removiendo todo el rato la olla para evitar que el maíz se queme e iremos controlando la presión en el manómetro. Cuando el manómetro indique unos 9 bares de presión (aproximadamente 9 atmósferas de presión, es decir, la presión en el océano a 90 m de profundidad) lo retiraremos del fuego, colocaremos la bolsa y haciendo palanca con sobre el pistón abriremos de golpe la tapa. ¡Los granos de maíz saldrán despedidos de golpe, se formarán palomitas y caerán en la bolsa!

Fundamento científico:

El fundamento de este experimento es el mismo que acelera el proceso de cocinado en las ollas de presión convencionales que tenemos en casa. Al aumentar la presión, la temperatura de ebullición del agua aumenta (es decir, se puede calentar el agua por encima de 100ºC sin que transicione a vapor). Lo mismo ocurre con la temperatura de fusión del almidón.

Cuando se abre de golpe la tapa y el maíz sobrecalentado se expone a la presión atmosférica, el almidón en su interior se funde y el agua se evapora provocando la súbita expansión del contenido del grano que provoca la ruptura repentina de la cáscara, y la formación de una masa esponjosa de color blanco.

Las palomitas obtenidas con este proceso de cocción son diferentes de las que se comercializan dentro de una bolsa de papel junto con aceite y sal, se parecen más al arroz inflado.

espermatozoides de oxígeno... ¡Alucinante!

Por otro lado, hemos realizado un experimento alucinante empleando agua líquida y oxígeno líquido.

Para obtener oxígeno líquido (-183°C) se hace circular oxígeno gas a través de un serpentín sumergido en nitrógeno líquido (-196ºC).

En este experimento observaremos como al verter oxígeno líquido sobre una superficie de agua se forman unas gotas que precipitan hacia el fondo para rápidamente volver a ascender.

Para analizar este experimento debemos comprender el principio de Arquímedes, que enuncia que: “Todo cuerpo sumergido total o parcialmente en un fluido (líquido o gas) recibe un empuje ascendente, igual al peso del fluido desalojado por el objeto”. De esta forma un cuerpo menos denso que el agua flotará (experimenta un empuje mayor que la fuerza que ejerce la gravedad sobre el mismo), mientras que uno más denso precipitará hacia el fondo.

La densidad del oxígeno líquido es superior a la del agua (en concreto 1,141 g/cm³ frente a 1 g/cm³ para el agua), por lo que una gota de oxígeno se hundirá en el agua. Sin embargo, el oxígeno sólo puede permanecer en fase líquida a una temperatura muy baja (en concreto, el punto de ebullición es -182,96 °C a 1 atmósfera de presión), por lo que a medida que la gota comienza a hundirse también comienza a evaporarse, lo que podemos observar a través de la formación de una capa gaseosa alrededor de la gota, haciendo descender su densidad hasta que alcanza el punto de flotabilidad.

Antena 3 » Programas » El Hormiguero

Publicidad