LA CASA-ÁRBOL DEL TERROR

El día que 'Los Simpson' tuvo que poner un aviso en su especial de Halloween: la polémica que llegó al Congreso de EEUU

Durante sus primeros años, 'Los Simpson' tuvieron que soportar muchas críticas por quienes no entendían que no era una serie para niños. El debate llegó al Congreso de EEUU, pero los guionistas se lo tomaban a guasa.

Publicidad

Se abre el telón y aparece Marge Simpson, que se dirige a la audiencia: "Hola una vez más. Les advierto como de costumbre que el programa de Halloween de este año da mucho, mucho miedo. Así que si tienen niños pequeños deberían mandarlos a la cama y...". Entonces, alguien le extiende un papel y Marge prosigue: "¡Copichuelas! Al Congreso les ha parecido tan aterrador que al parecer nos prohíben emitirlo. Nos sugieren que pasemos el clásico de 1947 protagonizado por Glenn Ford, 'Dos mil millas a Oregon'".

Se trata del gag de inicio de 'La casa-árbol del terror V', el sexto episodio de la sexta temporada de 'Los Simpson', que esconde una curiosa intrahistoria.

Estábamos en 1994 y 'Los Simpson' llevaban años soportando críticas de colectivos de padres, especialmente religiosos, desde su estreno en 1989. Se señalaba que era una serie malhablada, violenta y que tocaba temas poco aptos para niños. En cierto modo, sí lo era: no olvidemos que 'Los Simpson' fue concebida como una serie de animación adulta, no como un programa infantil, aunque sin pretenderlo (o quizás precisamente por ello), arrasó entre los más pequeños de la casa y se convirtió un fenómeno, mientras la preocupación de algunos padres crecía. Lo curioso es que, lejos de prohibir a sus hijos que viesen la serie, se dirigían a la cadena o a los políticos para pedir su retirada de antena.

 

Los Bush contra Los Simpson

Cuando aún era Presidente de EEUU, George H.W. Bush llegó a decir en un discurso que su país necesitaba más familias como The Waltons y menos como Los Simpson. 'The Waltons' fue una serie de CBS emitida durante la década de los setenta (concluyó en 1981 tras nueve temporadas) en la que una familia tradicional de Virginia intentaba salir adelante a pesar del azote de la Gran Depresión y la Segunda Guerra Mundial. Ese espíritu de abnegación, desde luego, no estaba en deslenguada 'Los Simpson', que se veía como trasgresora, para muchos, en el mal sentido.

La Primera Dama, Barbara Bush, declaró también en una entrevista que estos dibujos eran "la cosa más tonta que había visto", desencadenando un descacharrante movimiento: los guionistas le enviaron una carta firmada por Marge, de madre a madre, en la que decía "sentirse muy herida" por el comentario y Bush envió su respuesta pidiendo disculpas. "Claramente estáis dando un buen ejemplo al resto del país. Perdona esta lengua suelta", escribió.

Rasca y Pica y el Congreso

Las protestas contra 'Los Simpson' fueron una constante durante sus primeros años y ya en 1994 algunos miembros del Congreso se llegaron a posicionar en contra de la violencia de la serie. Lo que despertaba especial furia entre determinado sector de la audiencia eran los dibujos de 'Rasca y Pica' que se incluía dentro de la ficción. En realidad, Rasca y Pica eran una sátira de otros dibujos como Tom y Jerry o El Coyote y el Correcaminos: lo que se pretendía, precisamente, era criticar que los niños, al igual que Bart y Lisa, se colocan delante del televisor sin control parental y se ven expuestos a contenidos violentos. Otra controversia célebre fue que algunos colegios querían prohibir que los niños llevasen merchandising de la serie, un conflicto que inició una camiseta de Bart que decía "Bajo rendimiento y orgulloso de ello, tío".

Y ante tal situación, David Mirkin, quien ejercía de showrunner de la serie, pensó que si no querían caldo, tomaran dos tazas. Para la temporada 6 de la serie no solo borró a Rasca y Pica sino que les dedicó todo un episodio, 'Rascapiquilandia' (parodia de la película 'Westworld', por cierto), y preparó el especial de Halloween más sangriento hasta la fecha, en el que Willie el conserje muere tres veces de un hachazo. El primer segmento del capítulo fue su célebre parodia de 'El resplandor' ("Sin tele y sin cerveza, Homer pierde la cabeza"), mientras que el segundo jugaba con la idea de los viajes en el tiempo y en el tercero los profesores del colegio se convertían en caníbales.

Así, la advertencia de Marge al inicio el episodio no era otra cosa que la forma que tenían los guionistas de reírse de la polémica. Y una curiosidad más: la película que Marge dice que van a emitir, 'Dos mil millas a Oregon', en realidad no existe y el fragmento que vemos en blanco y negro corresponde a un film llamado 'Paula', efectivamente protagonizado por Glenn Ford.

Seguro que te interesa

¿Y si ya lo hemos visto?¿Está escondido el final de 'Los Simpson' en este capítulo clave?

ObjetivoTV » Series

Publicidad