Aquí están los 4 grandes cambios que afectarán a las próximas nominaciones de los premios más importantes de la televisión americana:

1. 7 comedias y 7 dramas. A lo largo de los últimos años, eran un total de 6 las series que se clasificaban en cada categoría, pero a partir de ahora serán 7 las nominadas como mejor comedia y mejor drama del año. 
A nivel práctico esta modificación no tendrá ningún efecto, pero a nivel simbólico habrá series menores que conseguirán estar nominadas (con el prestigio y el aluvión mediático que corresponde), pero que no tendrán ninguna oportunidad de resultar ganadoras. 

2. Las comedias, siempre menos de 30 minutos. Las series cómicas entrarán en esta categoría siempre que duren menos de media hora. Es decir, se incluirán todas las sitcoms de las networks (‘The Big Bang Theory’, ‘Parks and Recreation’) más todas las black comedys del cable (‘Looking’ o ‘Veep’). 
Este cambio significa que, salvo petición expresa de las cadenas y los productores, series como ‘Orange Is the New Black’ ‘Jane the Virgin’ o ‘Shameless’, pasarían a concursar en la categoría de drama. Es evidente que las tres lucharán por volver a  participar en comedia, done tienen muchas más posibilidades y sobre todo la opción más lógica. 

3. Las minisieries: cambio de nombre y de reglas. La categoría pasa a llamarse “Limited Series” y ahora se deja mucho más claro qué ficciones son consideradas minisieres y cuáles no. 
A partir de ahora, se considera minisiere a todas aquellas piezas que ofrecen al menos dos episodios y que duran, como mínimo, 150 minutos. Además, tiene que ser una historia completa, no recurrente y que sus principales personajes no aparezcan en temporadas posteriores. 
Siendo fieles a  este esquema no queda claro si ‘American Horror Story’ entraría en Limited Series o en drama. En esta categoría, al igual que en comedia, también se admitirán peticiones de cambio. 

4. Actores invitados. Se acabó darle premios a aquellos actores invitados que eran actores secundarios de facto (como ocurrió en 2014 con Allison Janney por ‘Masters of Sex’ o Joe Morton por ‘Scandal’). Desde este momento, los intérpretes que estén nominados no podrán aparecer en más del 50% del total de la temporada de la serie.