ObjetivoTV » Número de Serie » Posts

NÚMERO DE SERIE

'Sé lo que hicisteis el último verano', o cómo reinventar la icónica película de los años 90

Para una generación el asesino del garfio fue la mayor de sus pesadillas. Ahora una serie adapta muy libremente el icónico libro de Lois Duncan con dos gemelas como protagonistas.

Publicidad

En 1997 el debutante Jim Gillespie –que luego no volvió a repetir un éxito como este y prácticamente se apartó de la dirección– estrenaba 'Sé lo que hicisteis el último verano', un filme juvenil de terror que vino a complementar el éxito de 'Scream', estrenada un año antes. Tanto 'Scream', de Wes Craven, como (por abreviar) 'SLQHEUV' fueron escritas por el mismo guionista, Kevin Williamson. Experto en tramas con adolescentes metidos en apuros, Williamson se atrevió a adaptar la oscura novela de Lois Duncan, la misma autora de, por ejemplo, 'Blackwood', dirigida por Rodrigo Cortés.

En este trepidante slasher dos chavalas y sus respectivos novios se veían perseguidos por un tipo enorme tan sediento de sangre como Michael Myers, el asesino de 'Halloween'. En vez de la festividad de los muertos, las dos parejas celebraban el 4 de julio con una fiesta íntima en la playa. De noche, regresando por la carretera, entre risas y lingotazos de alcohol, atropellaban por accidente a un pescador, cuyo cuerpo tiraban al mar. Un año después, la pesadilla regresaba a sus vidas, pues alguien clamaba venganza y sabía, como apuntaba el título, lo que habían hecho el último verano. Al igual que en 'Scream', para 'SLQHEUV' contaron con actores guapos, más o menos populares, y un asesino tras un disfraz dispuesto a cargárselos a todos. El psicópata de 'SLQHEUV' atacaba con un garfio –detrás se escondía una supuesta leyenda sobre un pescador serial killer– y en vez de la máscara del popular cuadro 'El grito' como en 'Scream', este enajenado iba vestido con su chubasquero, su sombrero y sus botas de agua. Un look poco cómodo que, sin embargo, atemorizaba a cualquiera cuando aparecía entre las sombras.

Los protagonistas fueron una jovencísima Jennifer Love Hewitt, conocida por entonces por 'Cinco en familia' (la actriz ahora sufre tras el teléfono de asistencia de emergencias de '911'); su novio en la película, Freddie Prinze Jr. (que ha resurgido en el revival de 'Punky Brewster'); Sarah Michelle Gellar (que ese mismo año salió en 'Scream 2' y se convirtió en Buffy la cazavampiros) y Ryan Phillippe (que coincidiría de nuevo con la actriz en 1999 en 'Crueles intenciones', últimamente visto en 'El tirador' y 'Big Sky'). Y, ojo, que uno de los secundarios era nada menos que Johnny Galecki (Leonard en 'Big Bang'). Fue tal el éxito que no tardó en llegar la secuela, 'Aún sé lo que hicisteis el último verano' (1998), y se siguió estirando el chicle con la surrealista 'Siempre sabré lo que hicisteis el último verano' (2006).

La serie 'Sé lo que hicisteis el último verano' toma el mismo nombre pero le da una vuelta a la idea original a lo largo de sus ocho episodios. Ya no son dos parejas los protagonistas, sino dos hermanas gemelas y su grupo de amigos. En la adaptación televisiva, son cinco los chavales que salen bastante tocados de un gran fiestón privado cerca de la playa en el que festejan su graduación y, por supuesto, abunda el alcohol y las drogas. Ellos son los que deciden coger el coche y lanzarse a la carretera, mientras se meten rayas, graban un video en directo para Instagram o se esfuerzan por mantenerse serenos. También tiene lugar un atropello como en la idea original, pero esta vez las consecuencias son mucho peores, pues todos conocen a la persona fallecida. No es un extraño, sino alguien que formaba parte de sus vidas, para bien o para mal. Aquí no hay pescador que valga y la muerte es de mayor impacto, también para el espectador. Luego, la trama se complica pues del accidente surge una gran mentira (dentro del círculo de amigos) que afectará la vida de la protagonista de forma brutal.

El primer episodio tarda en arrancar pues una serie puede profundizar más en los personajes y se detiene bastante en cada uno de ellos algo que los enriquece de cara al espectador. Madison Iseman interpreta a las gemelas Allison y Lennon, viven en Hawai (¡ideal!) con su padre, un guaperas maduro llamado Bruce (Bill Heck), y el recuerdo que tienen de su madre es bastante turbio, pues la mujer se suicidó al formar parte de una secta. Luego, cómo no, está el rarito del grupo, Dylan (Ezekiel Goodman), con el que Allison mantiene un tira y afloja amoroso. La amiga dealer Riley (Ashley Moore) no podía faltar, la que pasa la droga y monta la juerga; acompañada de la amiga influencer Margot (Brianne Tju ya apareció en la serie ‘Scream’) que no puede vivir sin su móvil. Y por último, en un papel ambiguo Johnny (Sebastian Amoruso), ex de Margot, que vive la vida con mucha libertad.

Producida entre otros, por James Wan ('Saw', 'Expediente Warren') y Sarah Goodman ('Preacher', 'Gossip Girl'), la serie arranca en el presente con Lennon asustada ante un mensaje en el espejo de su habitación. Alguien sabe lo que hicieron el verano pasado, una amenaza que la lleva irremediablemente a acordarse de lo que ocurrió aquella fatídica noche. Al igual que en la película también se deshacen del cuerpo como no podía ser de otra forma, pero las consecuencias son muy diferentes. Un año después de aquello la que está más tocada es la protagonista que irá desvelando algunos secretos que ni siquiera conoce su propia pandilla. Pronto, la trama cuenta con un giro absolutamente inesperado (aunque si estás atento podrás descubrir de qué se trata) que coloca al espectador en una nueva posición ante los hechos ocurridos aquella noche. La intriga sobre cómo desarrollarán la venganza e irán muriendo todos está asegurada.

Publicidad