ObjetivoTV » La mujer del programador

LA MUJER DEL PROGRAMADOR

Lo nuevo de Carlos Latre: del surtido ibérico a los Estados Unidos

Parece increíble que Carlos Latre solo tenga 39 años, ya que la memoria no nos alcanza al momento en el que lo conocimos. Seguramente fue hace casi dos décadas a las órdenes de Xavier Sardà en las míticas 'Crónicas Marcianas'. Pero desde entonces no ha parado: programas de televisión, publicidad, doblajes de películas y todo lo que se proponga.

Carlos Latre

Gtres Carlos Latre

Publicidad

La mujer del programador | Madrid
| 16.11.2018 15:36

Este todoterreno lleva desde 2007 colaborando en Onda Cero, cadena radiofónica para la que prepara 'Surtido de ibéricos', que se estrena este viernes por la noche (1:30 horas). En este proyecto estará acompañado por Leo Harlem, Goyo Jiménez, El Monaguillo, La Terremoto de Alcorcón, Miguel Lago, Leonor Lavado y Xavier Deltell.

La intención de 'Surtido de ibéricos' es apostar "por el humor en estado puro, con la visión más ácida y crítica de la actualidad de la mano de grandes colaboradores que prometen dejar huella en las ondas". Y del humor más nacional al internacional, ya que está descansado en su papel en 'Tu cara me suena' para embarcarse en un proyecto televisivo en los Estados Unidos, tal y como ha desvelado en las redes sociales.

Su capacidad de no imitar al personaje, sino convertirse en él

El rey del doblaje español creció profesando gran admiración hacia los programas televisivos de Martes y Trece o los programas de radio de Alfonso Arús. Carlos Latre ha triunfado en ambos medios y también en el teatro, donde ha llevado a más de dos millones de espectadores con sus espectáculos 'Uno más uno no son dos', 'Carlos Latre in live', 'Que viene, que viene', 'Yes, we Spain, Yes, we Spain is different' y '15 años no es nada'.

La clave del éxito de Latre es su evolución: "Al principio, pensaba en la cara del personaje. Es como si tuviera una careta por dentro con el personaje. Una cosa un poco rara. Ahora, no; ahora soy el personaje. Uno de los cambios en mi vida fue pasar de imitador a irme a Londres a hacer teatro clásico. Es decir, trabajar el personaje desde la interpretación, desde su creación", explicó en El Periódico.

Sin embargo la digestión de 600 personajes no ha conllevado que sufra una crisis de personalidad: "Me he reafirmado en mi propia personalidad, en cómo quiero ser yo y qué quiero ser. Antes era muy purista en la imitación y, en cambio, ahora soy más un captor de qué desprende la gente para luego copiarlo, imitarlo y mostrarlo. Para mí era importantísimo que la voz fuera clavada; ahora creo que es más importante que la gente vea en mí lo que recuerda del original".

Aunque entre tanto personaje Latre también tiene a sus favoritos, tal y como desveló en El Mundo: "Me encanta hacer de Boris y soy amigo suyo. Le conozco, le quiero y le admiro. Me gusta hacer de Mario Vaquerizo, de Iniesta... También de personajes más surrealistas como Cañita Brava o Carlos Jesús, que son más freaks. Ahora que estoy preparando un nuevo show no puede faltar una frase de La Pantoja de Puerto Rico, de la Bruja Lola o de la becaria Bea, que me han acompañado durante tanto tiempo". A nosotros Latre también nos ha acompañado y lo seguirá haciendo con sus nuevos proyectos.

Publicidad