El año 2011 será recordado en la cadena AMC como agridulce: el éxito de sus estrenos se vio empañado en varias ocasiones ante la dificultad de producción de muchas de sus series. 

Una de las últimas en estrenarse bajo el sello AMC fue 'Hell on Wheels', ambientada en el Oeste americano del siglo XIX, se convirtió en el segundo estreno más fuerte para la cadena de cable, tras 'The Walking Dead'. La serie ha mantenido su audienia, por lo que termina el año con una grata noticia: su renovación por una segunda temporada

La serie protagonizada por Anson Mopunt y Colm Meaney se suma a otros éxitos de AMC, como 'Mad Men' (Emmy a la mejor serie), 'Breaking Bad' o 'The Walking Dead', uno de los regresos más esperados del año (el primer capítulo de la segunda temporada fue visto por más de 11 millones de espectadores en total).