La historia al detalle

La historia al detalle

Aziz Ansari, ganador de un Globo de Oro por 'Master of None', acusado de agresión sexual

El actor Aziz Ansari, conocido por su papel en 'Mater of None', ha sido acusado de agresión sexual después de ganar el Globo de Oro en la gala del pasado 7 de enero. El comediante acudió al encuentro vestido de negro y con un pin de Times Up para apoyar a las víctimas de abuso sexual.

Aziz Ansari con su premio por 'Master of None'
Aziz Ansari con su premio por 'Master of None' | GTres

El pasado 7 de enero, los Globos de Oro se tiñeron de negro con el fin de mostrar el compañerismo a todas las actrices que se han sumado a la iniciativa #MeToo que denuncia los casos de agresiones y abusos sexuales que se han silenciado a lo largo de los años.

Pero las mujeres no fueron las únicas en esta iniciativa, ya que los hombres también participaron con el código de vestuario. Aziz Ansari, conocido comediante y ganador del premio a mejor actor de comedia y musical gracias a 'Master of None' también acudió a la gala vestido de negro, añadiendo, además, el pin de Times Up.

Fue esta decisión la que le dio el coraje necesario a una fotógrafa de 23 años asentada en Brooklyn para contar cómo Aziz Ansari, el mismo que acude a los eventos de la esfera pública como uno más que lucha contra el acoso sexual, la agredió una noche en su apartamento de Nueva York.

En este caso, la denunciante es una persona anónima que no tiene nada que ver con la industria del cine y la televisión, por lo que ha decidido mantener su nombre en anonimato y ofrecer un alias falso. Grace es el nombre que ella ha elegido para Babe, el medio que publicó un detallado relato de los hechos.

Grace y Ansari se conocieron en la fiesta de los Emmy en 2017. La fotógrafa acudió a la gala con una cámara analógica de los años 80. El mismo modelo que llevaba Aziz Ansari aquel día. Ese fue motivo de sobra para conectar e intercambiar números, lo que les dio pie a concertar una cita formal, en un restaurante formal. Sin embargo, la cita se convirtió en algo que nadie esperaba.

Según cuenta Grace, el cómico parecía tener prisa por salir del restaurante. Para cuando ella se dio cuenta, ya la había invitado a subir a su apartamento en una de las mejores zonas de Tribeca. La fotógrafa define esta primera fase como un juego donde ella era la presa.

"En un segundo, su mano estaba en mis pechos", dice la mujer. Después, él no tardó en desnudarla a ella, quien se sentía incómoda por el ritmo frenético que estaba tomando aquello, para luego, quitarse la ropa él. En el momento en el que Aziz la avisó de que iba a buscar preservativos, ella le pidió que se relajaran pero él insistía cada vez más.

Tal y como cuenta Grace, llevó la mano de la chica a su pene entre cinco a siete veces, algo que le sorprendió, pues no entendía cómo podía seguir intentándolo si ya la primera vez ella se iba apartando. "Dejé de mover mis labios y me volví fría", explica.

Después de toda la mala tensión que había vivido, Grace intentó darle otra oportunidad creyendo que le había dejado las cosas claras, pero no fue así. Aziz Ansari la presionó de forma no verbal para que le practicara sexo oral, agarrando su cabeza, antes de decir: "No parece que me odies". Por si esto fuera poco, colocó un espejo delante de ella: "¿Dónde quieres que te folle?", le volvió a repetir, "¿Aquí mismo?", insistió Ansari. La respuesta que obtuvo volvió a ser negativa y fue en ese momento en el que Grace sintió que estaba siendo violada, aunque el hombre había accedido a que ambos se volvieran a vestir.

Encendió la televisión pero a los pocos segundos, la besó de nuevo. "Recuerdo haberle dicho: 'todos los tíos sois iguales, todos los tíos sois jodidamente iguales'", cuenta Grace, antes de seguir con la reacción de este a sus palabras: mostrar su confusión al no entender el motivo por el que ella las pronunciaba. Después, la forzó de nuevo para besarla y ella decidió que se había terminado.

"Lloré todo el tiempo", dice, al contar que no tardó en salir de aquel lugar y entrar en el taxi que había llamado, mientras él continuaba con la misma actitud. Para Grace, Aziz Ansari no era una persona célebre, digna de admirar, ganador de premios de 34 años, sino "un adolescente de 18 años, hormonado, en busca de sexo a cualquier precio".

"Me ha costado tiempo asumir que esto ha sido una agresión sexual, porque me debatía sobre si era eso o solo una mala experiencia" cuenta la fotógrafa después de explicar el motivo por el que decide contarlo meses después. Para ella, verle en la alfombra roja de los Globos de Oro vestido de negro y con el pin de Times Up, diciéndole al mundo que era uno más que protestaba contra las agresiones sexuales de aquella noche era algo que no podía permitir.

La joven decidió hablar con el actor y ponerle al corriente de lo que ella había sentido cuando él contestó que había sido una buena noche. "Tenías que haberte dado cuenta de que estaba incómoda", le dijo, en un mensaje de lo más educado, donde explicaba de la forma más sencilla posible su perspectiva de los hechos.

"Claramente, no entendí las cosas en el momento, lo lamento de verdad", le había dicho sel actor después de leer los mensajes que han terminado siendo publicados para sostener su historia. Grace no volvió a ver nunca más a Aziz, habló con sus amigos y compañeros sobre lo sucedido pero meses después, verle en los premios "reavivó la llama" que terminó por impulsarla a hacer pública su historia.

 

El propio actor ha respondido a las acusaciones de acoso: "En septiembre del año pasado, conocí a una mujer en una fiesta. Intercambiamos números. Nos enviamos mensajes de texto de ida y vuelta y finalmente fuimos a una cita. Salimos a cenar, y luego terminamos participando actividad sexual, que según todos los indicios era completamente consensuada".

"Al día siguiente, recibí un mensaje de texto que decía que, aunque 'parecía haber estado bien', luego de una reflexión más profunda, se sintió incómoda. Era cierto que todo me parecía bien, así que cuando me enteré de que no era el caso para ella, me sorprendió y me preocupó. Tomé sus palabras en serio y respondí en privado después de tomarme el tiempo para procesar lo que ella había dicho", declara Ansari.

A pesar de las acusaciones, Aziz Ansari confiesa que "continúo apoyando el movimiento que está sucediendo en nuestra cultura. Es necesario y muy esperado". Ya que como hay que recordar, el número de casos por abuso sexual en Hollywood no deja de subir desde lo ocurrido con Harvey Weinstein y el actor Kevin Spacey.

Seguro que te interesa

@objetivotv | Madrid | 15/01/2018

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.