Novamas » Vida

CONSEJO

¿Por qué es importante lavarse la lengua? Así es cómo debes hacerlo

La lengua es un hervidero de bacterias, y la gran mayoría de casos de halitosis están directamente relacionados con la poca desinfección de la zona.

Publicidad

Todos conocemos la importancia de mantener una buena higiene dental. Lavarse los dientes como mínimo dos veces al día no solo permite conservar un buen aspecto en la dentadura, sino que también es importante para la salud general de la boca y las encías. En caso de ignorar las recomendaciones de los expertos, lo más probable es que nos encontremos frente diversos problemas bucales como sensibilidad, inflamación en las encías e inclusive mal aliento.

La higiene bucal es fundamental para combatir otros problemas comunes como la caries y, sin embargo, hay otra parte que pasa completamente desapercibida y que también juega un papel importante cuando se trata de mantener una buena salud dental. La lengua es un hervidero de bacterias, y la gran mayoría de casos de halitosis están directamente relacionados con la poca desinfección de la zona.

Limpiar la lengua regularmente ofrece numerosos beneficios sobre la salud bucal, y en el vídeo te enseñamos a cómo hacerlo correctamente. Además de combatir el mal aliento, reduce la acumulación de placa bacteriana entre los dientes, otro de los principales motivos de la manifestación de caries y otros problemas relacionados con las encías como la gingivitis.

Paso a paso para lavarse correctamente la lengua

Lo primero más importante es evitar limpiar la lengua con el mismo cepillo que nos lavamos los dientes. Las cerdas no han sido diseñadas para esta funcionalidad y estaríamos arrastrando las bacterias y la suciedad de los dientes a la superficie de la lengua. Algunos cepillos cuentan con un raspador de lengua en la parte inversa de la cabeza, pero en caso de no tenerlo es necesario utilizar un instrumento específico para la zona.

Los raspadores para lengua son muy fáciles de conseguir y de utilizar, pero la clave para limpiarla correctamente pasa por tener varios aspectos en cuenta. En primer lugar, se deben realizar movimientos de raspado sin ejercer mucha presión desde el interior hacia la punta. Después de repetir el ejercicio varias veces, se termina la rutina limpiando los laterales de la zona. Entre pasada y pasada, enjuaga la boca y el raspador para retirar todas las bacterias y no volverlas a introducir dentro.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

Esta es la forma correcta de cepillarse los dientes

Publicidad