Novalife » Salud

Un mal del verano

Remedios infalibles para las picaduras de mosquitos

Son un clásico del verano: la picadura del mosquito que además, puede degenerar en una bonita inflamación.

Publicidad

No falla: en una reunión en un jardín, tú eres esa persona a la que la freirán a picaduras los mosquitos. Mientras, los de tu alrededor, ni una. No vamos a entrar aquí en por qué estos bichitos pican más a unas personas que a otras. Lo que sí vamos a darte son soluciones para una vez tienes la picadura. Evidentemente, lo mejor sería la prevención: desde mosquiteras en tu casa, a geranios en los balcones (que por algo los tenían nuestras abuelas y madres en los suyos) o evitar colonias y cremas con mucha fragancia si vas a una reunión en una zona exterior. Todo eso te ayudará a evitar la picadura, amén de un repelente.

Pero, ¿qué puedes hacer una vez te ha picado el insecto? “La gran mayoría de las picaduras de mosquito se manifiestan en forma de habones pruriginosos que suelen resolverse sin tratamiento en unos pocos días. Solo algunos casos pueden tener complicaciones como sobreinfección bacteriana, erupción de habones con ampolla (denominado “prúrigo agudo”), urticaria aguda y ya más raramente mencionar que algunos mosquitos pueden transmitir a través de su picadura enfermedades de mayor gravedad como las Leishmaniasis (mosquito del género Phlebotomus)”, dice la doctora Cristina Lázaro Trémul, especialista en dermatología y venerología y miembro de Top Doctors.

“En primer lugar, debemos aguantar el picor sin rascarnos, siendo conveniente lavar la zona con agua fría y jabón. De esta manera evitaremos que se nos infecte. En los niños es aconsejable taparlas incluso con una tirita. Si el picor es muy fuerte, podemos aplicar lociones calmantes de calamina o amoniaco, o bien una crema suave de corticoide y antibiótico (por su efecto bactericida y antiinflamatorio). En pacientes alérgicos o atópicos, puede ser recomendable incluso una toma de antihistamínico oral”, continúa Lázaro.

Aloe vera | iStock

¿Qué podemos aplicar si solo contamos con remedios caseros?

“En caso de no tener un botiquín a mano, puede sernos muy útil dar toques con un cubito de hielo envuelto en una bolsita hasta que disminuya el picor. También podemos usar la pulpa de la planta “Aloe vera” gracias a su efecto calmante. Otras sustancias naturales beneficiosas por sus propiedades antisépticas son el vinagre de manzana, el bicarbonato de sodio disuelto en agua con limón y la miel, los cuales retiraremos con agua, una vez haya cedido la sensación urente de la picadura.

Otros de los remedios caseros más conocidos en la medicina natural por su efecto calmante y antiinflamatorio son los fomentos con solución de polvos de avena en agua, así como algunos aceites esenciales, en especial de romero, lavanda y hamamelis”, finaliza la experta.

Publicidad