Pese a que muchos expertos han asegurado que el supermercado no es una zona de riesgo, es importante poner de nuestra parte para evitar contagiarnos o contagiar a los demás. Por este motivo, en el vídeo te damos una serie de consejos que deberías poner en práctica para reducir el riesgo de contagio en este lugar.

Además de cumplir con la distancia de seguridad entre personas y no sobrepasar el número máximo de compradores que puede haber dentro de un supermercado, hace falta llevar a cabo otras recomendaciones para que la seguridad sea totalmente efectiva. Al manejar los productos con las manos o, simplemente, al respirar cerca de ellos, podemos hacer que éstos se contaminen. Asimismo, si ciertos envases o alimentos han sido manipulados por alguien infectado con el COVID-19, es posible que el virus llegue a nuestras manos al tocarlos.

Si disponemos en casa de guantes y mascarilla, se recomienda usarlos al salir de casa, especialmente si vamos a un lugar concurrido, como es el supermercado o la farmacia. Sin embargo, es esencial que, una vez regresemos a nuestros hogares, nos quitemos estos dos accesorios de forma adecuada, pero, ¿cómo? Te lo descubrimos en este enlace.

Por otro lado, es esencial tratar de evitar ir al supermercado en hora punta, es decir, cuando un mayor número de personas suele ir a comprar. Finalmente, es muy importante que, mientras estés comprando en el súper, lleves a cabo una serie de consejos tanto para no contagiarte tú como para no contagiar a los demás. Te contamos cuáles son en el vídeo superior.

SEGURO QUE TE INTERESA:

Estos son los horarios de los supermercados en Semana Santa

Cómo fabricar tus propias mascarillas en casa: el paso a paso recomendado por el ministerio de Industria