Enólogas, productoras de aceite, cocineras...

Enólogas, productoras de aceite, cocineras...

Siete mujeres catalanas que parten la pana en gastronomía

Recorremos Cataluña de la mano de mujeres con talento y que brillan con luz propia. Esta es su historia.

Javier Sánchez | Madrid | 02/01/2019

La gastronòmica, experiencias gastro.
La gastronòmica, experiencias gastro. | La gastronòmica.

Estaría guay que hubiera un momento en el que ya no tuviera sentido titular un artículo con perspectiva de género, pero lo cierto es que sigue siendo necesario poner en valor el trabajo de las mujeres en el ámbito de la gastronomía, un mundo en el que los hombres siguen teniendo una mayor visibilidad, le pese a quien pese. En 2018 recorrimos durante cuatro días Cataluña para conocer historias de éxito de mujeres con tesón, con proyectos interesantes y, sobre todo talentosas.

Fina Puigdevall, del restaurante Les Cols. | Les Cols

Fina Puigdevall. Dos estrellas Michelin avalan la trayectoria de esta cocinera que regenta el restaurante Les Cols en Olot (Girona). Su manera de entender la gastronomía es respetuosa con el producto local, a base de poner en valor ingredientes humildes como la algarroba. Además, el proyecto de Puigdevall toma ahora un nuevo impulsa: abandona sus asesorías para centrarse en la casa madre, rodeada de un equipo en el que las mujeres tienen un gran pero. Entre ellas, las hijas del matrimonio formado por Fina Puigdevall y Manel Puigvert: Martina, Clara y Carlota. La continuidad está asegurada.

Dolors Catalá, una apasionada del aceite. | Dolors Catalá

Dolors Catalá. Humilde y trabajadora, Dolors Catalá transmite la pasión de trabajar con un producto de su tierra (Arbeca, en Lleida) como el aceite de oliva virgen extra para crear cosmética y jabones de manera artesanal. Bajo la marca de La Traça, Catalá crea pastillas con rosa mosqueta, camomila o chocolate. Su pasión por un producto como el aceite la transmite en talleres en los que enseña a elaborar jabones. Ah, por si quedaba alguna duda, la variedad de aceite es arbequina. ¿O pensabáis que el nombre de Arbeca no tenía nada que ver?

Lola Puig, cocinera de Ca La Lola. | Javier Sánchez

Lola Puig. Amable y humilde, Lola Puig es una de esas personas que uno se llevaría a casa. Su restaurante Ca La Lola, perteneciente a la asociación Slow Food y ubicado en la localidad gerundense de Ullastret, en el Bajo Ampurdán, es un remanso de paz y de buenos sabores autóctonos. Si el tiempo acompaña, es un placer sentarse en alguna de las mesas de la terraza para disfrutar de platos únicos, como el recuit, elaborado por ella misma a partir de leche de cabra ecológica. También producen algunas sorpresas líquidas, como un cava de flores sorprendente.

Iolanda Bustos, chef de La Caléndula. | La Caléndula

Iolanda Bustos. A la llamada 'chef de las flores' le encanta, efectivamente, cocinar con ellas, pero también con los frutos y hierbas que recoge en los alrededores de su pueblo, Regencós, en Girona. El resultado es una cocina sensible y apasionante, pero también sofisticada, donde brillan con luz propia platos como la tempura de seta de castaño del Montseny con salsa de yema de huevo y soja, el pulpo adobado a la brasa con tupinambos o la piña infusionada con flores de hibisco y sorbete de estragón. Deliciosa naturaleza en el restaurante La Caléndula.

Josefina Sala, de Oli de Ventalló. | Javier Sánchez

Josefina Sala. Un paseo por los olivos, dispersos y resistentes, de Ventalló (Girona) de la mano de Josefina Sala permite descubrir la tradición olivarera de una zona que estuvo a punto de quedarse sin ese patrimonio de oro líquido. Dentro de la marca Oli de Ventalló, Sala elabora dos variedades, Serraferran, producido a partir de la aceituna argudell, y Anna Sala, que rinde homenaje a una antepasada de la propia Sala y que inició la tradición de trabajar el olivo que se mantiene, varias generaciones después. Hay catas y actividades de todo tipo, pero sobresale la 'masterclass' sobre cómo hacer all i oli. Por supuesto, con aceite de la casa.

Sara Pérez, de Mas Martinet. | Mas Martinet

Sara Pérez. La enóloga y dueña de Mas Martinet es una absoluta apasionada de su trabajo. Lo transmite llevando a los visitantes hasta la cima de las laderas, donde los fuertes vientos y la exposición al sol hablan a las claras del por qué de la calidad de unos vinos que se sitúan entre los mejores de Priorat, la denominación de origen de mayor calidad de toda España. Todos los vinos son resultado de una producción ecológica y que transmite el territorio en el que se producen.

Clara Antúnez, de La Gastronòmica. | Clara Antúnez

Clara Antúnez. El 50% de La Gastronòmica es Clara Antúnez que, junto a Jaume Montanyà, organiza experiencias únicas en torno a la gastronomía. Entre sus sorprendentes propuestas, están la de maridar vinos catalanes con música de cello para comprobar si el sonido puede influir en la experiencia de cata. También organizan experiencias gastronómicas a bordo de un velero o veladas en las que el vino se armoniza con poesía. Escépticos, sed bienvenidos y probad: nunca volveréis a ser los mismos.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.