Si se trata de perder peso a gran escala, porque nuestro estado no es saludable y queremos cambiar esto, sabemos que lo esencial es realizar una dieta saludable para adelgazar, realizar ejercicio y acudir a un especialista para que nos haga una dieta con comida real y que seamos capaces de seguir. Cambiar los malos hábitos es lo principal para poder conseguir el objetivo de adelgazar, pero tomar ciertos alimentos o sustituir comidas por otras más saludables, es también una muy buena idea para cambiar nuestros hábitos y reducir notablemente nuestro peso al no consumir ciertos alimentos.

La clave para adelgazar, sea mucho o poco, es tomar la decisión real de querer hacerlo. Todo es posible y en tus manos está conseguirlo, como dice el refrán 'despacito y con buena letra'. Lo primero es cambiar nuestros malos hábitos poco a poco, esos que todos sabemos que tenemos. Y tener paciencia, no se adelgaza de la noche a la mañana. Más aún cuando tenemos que cambiar ciertos hábitos que nos encantan. Pero, eso sí, es mucho más fácil sustituir esos malos hábitos por una versión más sana que eliminarlos de raíz. Por ejemplo, la hora del postre es para muchos un hábito no negociable. Pero ¿hay algo mejor que ese momento dulce después de comer?

La mejor opción de postre es una fruta, eso está claro, pero también podemos cambiar e innovar y por mucho que queramos adelgazar no nos vamos a pasar la vida entre frutas y verduras sin cocinar. Si eres de esas personas que no perdonan el postre y una simple fruta todos los días le aburre, te traemos en el vídeo una receta perfecta para ti. Un postre saludable a base de fruta, fácil de preparar, para chuparse los dedos y que te aportará esa nota dulce y golosa que echas en falta.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Con estos trucos será imposible que ganes peso aunque cometas excesos

Pierde peso.... ¡comiendo patata!