Lo primero que vamos a hacer es partir dos jalapeños encurtidos en trozos pequeños, 140 gramos de queso variado, 50 gramos de bacon ya frito y dos cucharadas de salsa ranch. Mezclamos todo esto bien.

Salpimentamos 300 gramos de carne picada de vacuno y le damos forma con un agujero en el centro. Allí pondremos el relleno. Lo llevamos a la sartén, tapado, a fuego medio hasta que la hamburguesa hecha.

Tan solo queda servirla con pan de hamburguesa y un poco de lechuga o tomate al gusto. No hace falta que le añadáis ninguna salsa, porque ya la lleva incorporada en los ingredientes del relleno. ¡A disfrutar de lo lindo!