La criaturita es fruto de la colaboración entre la artista holandesa Angela Teunissen y la empresa especializada en la elaboración de aceites de oliva virgen extra de altísima calidad Cortijo Spiritu Santo. Pese a que se lanzó al mercado el año pasado con una edición limitada de 150 ejemplares, todavía quedan algunos a la venta, entre ellos el que pudimos contemplar en la pasada edición del Salón Gourmets.

Para crear el vidrio grueso que da forma a la botella, la artista diseñó un molde de yeso y posteriormente un molde de yeso en madera de olivo que elaboró un artesano jienense. Dada la contundencia del vidrio, cuya exquisitez pone de manifiesto los matices del líquido que contiene, Teunissen añadió una práctica pipeta de acero inoxidable para extraer el aceite. La artista asegura que para su diseño, de líneas ondulantes pero en esencia sencillo, se inspiró en las gotas de aceite del logo de Cortijo Espíritu Santo, que en esta aceitera se manifiestan en forma de una gota en el interior de otra.

Esta compañía especializada en la elaboración de aceite de oliva virgen extra se halla en la comarca de La Loma, en Jaén, un mar de olivos a los pies de Úbeda y Baeza. Cortijo Spíritu Santo pone sus instalaciones al servicio de los visitantes, que podrán probar el AOVE elaborado en el cortijo y conocer de cerca la cultura del aceite.