Novalife » Mujeres al poder

RELACIONES

¿Por qué siempre te fijas en el mismo tipo de hombre?

Repetir patrones en tus relaciones es síntoma de no haber solucionado algo en ti antes de tener pareja. ¿Cómo puedes romper ese patrón?

¿Por qué siempre te fijas en el mismo tipo de hombre?

iStock ¿Por qué siempre te fijas en el mismo tipo de hombre?

Publicidad

¿Te has dado cuenta de que repites patrón? ¿De que siempre tienes el mismo tipo de relaciones? Valida esa idea, porque si lo has pensado es muy probable que así sea. Que sin darte cuenta y aunque estés con personas diferentes, todas las situaciones por las que pases, los problemas y las dinámicas con tu pareja sean las mismas o muy similares.

Pero empecemos por lo básico, explicar qué es un patrón: sentirnos atraídas tanto física como emocionalmente por el mismo prototipo de persona. Lo que nos lleva a invitarte a reflexionar qué es lo que estás buscando en ellos. Entender y analizar estas relaciones te va a permitir romper con esta dinámica.

¿Cómo romper patrones con las relaciones?

1. Darte cuenta de cuál es tu patrón: ¿Qué tienen todas tus parejas en común? ¿Es algo físico, es su forma de ser? ¿Tiene que ver con sus amistades, su trabajo, sus emociones y dinámicas negativas en la relación? ¿Son personas celosas, consumen, te dejan de forma frecuente con la sensación de que no te quieren o te cuidan? Reflexionar sobre todo esto puede ayudarte a identificar personalidades a las que te estás aferrando una y otra vez.

Chico egocéntrico
Chico egocéntrico | iStock

2. Pregunta: En el caso de que te sea muy complicado darte cuenta de cuál es tu prototipo de persona, pregunta a tus amistades. Seguro que ellas te pueden ayudar a identificar con qué tipo de hombre has estado saliendo.

3. El cambio empieza en ti: Una vez que te des cuenta es hora de cambiar. Pero no de cambiar de patrón, sino de mirar qué es lo que tienes sin sanar o solucionar tú en tu vida, que te lleva una y otra vez a enamorarte del mismo tipo de persona. Porque sí, para que el cambio sea real, tiene que empezar por ti. Pedir ayuda en estos casos está bien. Puedes empezar por ir a una sexóloga que te ayude en el proceso de deconstrucción contigo misma para empezar a tener relaciones sanas.

4. ¿Qué quieres?: ¡Ten claro que buscas en una persona! ¿Cómo quieres que sea? ¿Qué y cómo necesitas que te haga sentir? Quizás te sorprendas al descubrir que la mayoría de las cosas que pongas en la lista tienen que ver con cómo tú te vives y qué tienes sin sanar… Lo otro que incluyas y que sea algo que solo puede darte tu compañero podrá servirte como referente para el futuro.

5. Empieza a elegir diferente: Antes de lanzarte a una nueva relación reflexiona si es como las anteriores y, si es el caso, aléjate antes de volcarte en alguien que te lleve a repetir lo que ya sabes que no va a funcionar.

Publicidad