Novalife » Madres desastre

PARA QUE NO SE TE OLVIDE NADA

Todo lo que no te puede faltar en la maleta del hospital para el parto

En muchas ocasiones la fecha prevista de parto no coincide con la que en realidad se da a luz. Por ello, es necesario ser precavida y tener preparado todo el equipaje que se vaya a llevar al hospital con unas cuantas semanas de antelación.

Todo lo que tienes que saber para cuando llegue el día

GTRES Todo lo que tienes que saber para cuando llegue el día

Publicidad

Preparar la maleta del hospital para cuando se dé a luz es uno de los momentos más especiales porque significa que la llegada del bebé ya está a la vuelta de la esquina. Sin embargo, pese a vivirse con mucha ilusión, las mamás primerizas pueden sentirse en cierta forma un tanto perdidas ante el desconocimiento de esta nueva situación.

Por ello, debes saber que es a partir de la semana 37 cuando deberías de tener lista la bolsa que te vayas a llevar al hospital para el parto. Y para que los nervios o las situaciones inesperadas no te jueguen malas pasadas, aquí te dejamos todo lo que te tienes que llevar para que no se te olvide nada:

1. Para la mamá.

- Documentación. Una carpeta con toda la documentación necesaria: el DNI, la tarjeta sanitaria y el libro de familia...

- Ropa. La futura mamá debe llevar consigo varios camisones. En caso de que se vaya a dar lactancia, es importante que sean con abertura delantera para que tengan un fácil acceso al pecho. Además, no hay que olvidarse de la ropa de cambio para la vuelta a casa, cuanto más holgada y cómoda sea mucho mejor.

- Sujetadores de maternidad. Si se va a dar el pecho, es conveniente llevar sujetadores especiales para la lactancia. Lo ideal es llevarse como mínimo dos.

- Calzado. Además de con el que se llegó al hospital, unas zapatillas cómodas de ir por casa y unas chanclas para la ducha.

- Neceser. Imprescindible para guardar todos los productos de higiene personal: peine, cepillo y pasta de dientes, cremas, desodorante, jabón...

- Braguitas desechables o de algodón. Preferiblemente de tiro alto por si el parto acaba en cesárea. De esta manera, al ser altas no molestarán en la zona de la cicatriz.

- Discos absorbentes para el pecho.

- Compresas postparto. Son de algodón, sin plástico y sin super absorbentes, y facilitan la transpiración.

- Teléfono móvil y cargador.

- Bolsa para la ropa sucia.

2. Para el bebé.

- Pijamas y bodies. En los hospitales públicos te los proporcionan, pero algunos papás prefieren llevar los suyos. Deben ser de algodón y lavados con detergente sin perfume.

- Pañales y toallitas. Al igual que con los pijamas y bodies, el hospital público te los puede facilitar, sin embargo, siempre es bueno llevar de repuesto.

- Gorrito. A los bebés recién nacidos se les coloca un gorrito para que se mantengan a una temperatura estable.

- Mantita. Para arrullar al bebé.

- Neceser para el bebé. Pese a que no habrá que bañar al recién nacido, nunca está de más llevar un pequeño neceser en el que guardar todos esos ''por si acasos'': un cepillo, chupetes, crema hidratante, colonia sin alcohol, pomada...

- Baberos y gasas. Para limpiar al bebé y evitar que se manche la ropa.

-''Primera puesta''. Elegida con todo el amor del mundo. Es la ropa con la que el bebé saldrá del hospital el día que a la mamá le den el alta.

- Bolsa para la ropa sucia.

Seguro que te interesa...

El truco casero definitivo para acabar con los mosquitos

Publicidad