Novalife » Madres desastre

RIESGOS

¿Qué alimentos no debes dar a los niños?

Seguramente te suenen los frutos secos, que no deben darse, por riesgo de atragantamiento, a los niños más pequeños. Pero hay más.

¿Qué alimentos no debes dar a los niños?

iStock ¿Qué alimentos no debes dar a los niños?

Publicidad

Hay una serie de alimentos que, por razones médicas, no se aconseja introducir en la alimentación de los niños antes del año de vida. Seguro que hay uno que te suena: los frutos secos. Sí, son sanísimos, a pesar de su aporte calórico pero es que no convienen a los pequeños, al menos, enteros. E imaginas bien, es por el riesgo de atragantamiento.

Pero hay algunos otros que quizás no conozcas: “La leche de vaca, la miel, los pescados de gran tamaño, las verduras de hoja larga ancha…”, comenta Pediatra2punto0. ¿Verduras de hoja larga ancha? “Sí, todas las verduras de hoja larga ancha por su mayor contenido en nitritos y la posibilidad de que los niños desarrollen un problema que se llama metahemoglobinemia”, explica.

¿De qué estamos hablando? Pues de que no conviene dar espinacas o acelgas (sí, son muy saludables pero todo tiene una razón) a los menores de un año, por mucho que sean muy socorridas a la hora de elaborar un puré de verduras. En estas verduras hay nitratos que el organismo transforma en nitritos, cuya toxicidad es mayor. La hemoglobina de la sangre transporta el oxígeno a los tejidos, donde será utilizado por las células, y transporta de vuelta el dióxido de carbono a los pulmones. Esta hemoglobina contiene hierro pero la presencia de nitritos en el organismo altera ese hierro. Esa forma anormal de hemoglobina se denomina metahemoglobina y cuando esto sucede pierde su habilidad de transportar oxígeno a los tejidos.

Frutos secos
Frutos secos | iStock

La metahemoglobinemia se manifiesta principalmente con cianosis, a menudo se conoce como el síndrome del bebé azul, ya que la piel adquiere esta tonalidad. Además, produce debilidad y acelera el ritmo cardiaco. “Las de hoja larga tipo espinacas se pueden dar, pero con unos límites”, añade.

El problema de los nitratos también se da con la remolacha. También, las algas, aunque tienen grandes cantidades de hierro y de calcio, están prohibidas en la dieta de los bebés porque también tienen un exceso de yodo, que puede generar problemas de salud.

Otros alimentos que no debes dar a los niños son cualquiera que pueda generar un problema de atragantamiento (las uvas, las salchichas de fránkfurt,, estas por doble motivo: su forma redonda y además, por ser ultraprocesado)… “Tampoco hay que darles pescados grandes con alto contenido en mercuriales a los menores de diez años. Ni tampoco carne de caza, porque se cazan con munición de plomo”, aclara la pediatra.

Y, ¿qué hay de la miel? Siempre te han dicho que es muy saludable: bueno, lo primero es que no deja de ser azúcar. Y segundo: puede estar contaminada con la bacteria transmisora del botulismo infantil, una enfermedad que puede ser mortal. Además, como el sistema inmune de los más pequeños no está plenamente desarrollado, podría sufrir algún tipo de alergia.

Publicidad