Novalife » Madres desastre

CRIANZA Y VERANO

¿Deben usar los niños gafas de sol?

Hemos hablado en otras ocasiones de la importancia de la protección solar. Seguro que cuando piensas en la protección solar, piensas en la crema del sol para la piel. Pero, ¿y los ojos de los más pequeños? ¿También hay que protegerlos con gafas de sol como hacemos los mayores?

Niños en verano

iStock Niños en verano

Publicidad

¿Desde cuándo? ¿Qué tipo de gafas? Descubre todas las respuestas a tus dudas. Por si no lo sabes, hay varios tipos de radiación solar. La luz ultravioleta o UV es la que nos interesa en el caso de los ojos. La radiación ultravioleta B o UVB se absorbe principalmente por la capa externa del ojo, la cornea. Los efectos en caso de lesión de la córnea pueden ser como quemaduras en esta capa del ojo, picor o sensación de tener algo en el ojo. La radiación ultravioleta A o UVA, en cambio, sí que puede atravesar esta capa externa y llegar a la retina, pudiendo causar lesiones también en esta zona, con la importancia que las lesiones de esta zona del ojo implican. Otros problemas, como la aparición de cataratas de manera precoz, también se puede relacionar con la exposición prolongada desde niños a la radiación solar en los ojos.

Igual que usas crema del sol en tus hijos, debes usar protección ocular

Todos sabemos que la mejor protección es la sombra, pero no siempre es posible. Al menos, igual que para su piel, evita las horas centrales del día. Cuando los niños vayan a estar largos ratos al sol, igual que le pones crema del sol, ponle gafas de sol que protejan sus ojos y gorra (que la visera también le quitará parte de la radiación). Parece todo de sentido común, lo mismo que haríamos nosotros.

¿Qué gafas usar? Gafas que tengan filtros protectores adecuados.

¿Y cuáles son esos filtros adecuados?

Los filtros se clasifican en distintas categorías según su capacidad de absorción lumínica. Existen 5 tipos según la normativa ISO8980-3:

- 0: Son lentes muy claras. Con una capacidad de absorción del 0-19% de la radiación solar.

- 1: Son lentes al más coloreadas y absorben un 20-56%.

Niña con gafas de sol | iStock

- 2: Son lentes algo más coloreadas y absorben un 57-81%. Son las que se usan habitualmente en condiciones de luz media.

- 3: Son lentes aún más coloreadas y absorbe un 82-92% de la radiación solar que reciben. Son las que usamos en condiciones de luminosidad alta y los filtros que nos interesará que tengan las gafas para los niños.

- 4: Son gafas que usaremos en condiciones de luminosidad extrema, como en la nieve, actividades de alta montaña o acuáticas, donde nos interesa que la absorción de la radiación sea máxima, a veces hasta un 98%. Son las lentes más oscuras.

Lo recomendable en los niños es que el filtro de las gafas sea al menos categoría 3, ya que esto garantiza que la absorción lumínica sea alta. Si toleran lentes oscuras con filtro de categoría 4, mejor aún. Encontrarás el tipo de filtro en el etiquetado y, como es lógico de pensar, cómpralas siempre en una óptica. Es importante que las gafas se ajusten a la norma europea 2016/425 y a la certificación ISO 12312-1:2013. Todo esto debe figurar en la etiqueta de las gafas junto al típico símbolo CE. No es importante que sean caras (no siempre caro es sinónimo de mejor calidad), lo importante es que cumplan la normativa.

¿Cuándo comenzar a usarlas?

Como comenzar, se pueden comenzar a usar sin problema desde los 6 meses, aunque no las suelen tolerar muy bien hasta los 2 años. Vete intentándolo, hay que ir acostumbrándolos. Los mayores las llevan sin problemas. Busca unas que se adapten al tamaño de su cara.

¿Son siempre necesarias?

No, definitivamente no. Mira cómo está el día, depende, si está nublado es poco importante. No las olvides nunca en días con una radiación lumínica importante y, sobre todo, si vais a hacer alguna actividad al aire libre.

No lo dudes, toma todas las precauciones para que nada te amargue el verano.

Publicidad