Little Seven se dedica habitualmente a filmar todo tipo de criaturas marinas vivas que se acaban comiendo. Seven quiso llevar estos vídeos más allá y llegar al estrellato con un pulpo.

Mientras la joven sujetaba al animal con las manos para comérselo éste le atacó con sus tentáculos, intentando defenderse. En la grabación que se ha hecho viral se puede observar a la chica intentando librarse del pulpo que adhirió sus ventosas a su rostro.

Al principio de la grabación observamos que la joven, con la criatura en la cara, no parecía estar pasándolo mal, sin embargo la situación se tuerce cuando descubre que no puede quitárselo de encima.

"Mira como me está tratando de chupar. Me duele, no puedo quitármelo", exclama la jóven

Te puede interesar también...

VÍDEO: Un buceador sale del agua con un pulpo pegado a la espalda