Caja de una pizza

Publicidad

Curiosidad

Un belga pasa nueve años recibiendo pizzas que no había pedido

Estas entregas, que incluso han llegado a ser varias al día, afirma le están provocando que esté “perdiendo el sueño".

Jean Van Landeghem en Turnhout, en la provincia de Amberes, lleva viviendo de entrega en entrega desde hace nueve años. “De repente, un repartidor de pizzas me entregó un montón de pizzas. Pero no había pedido nada”, afirmó al medio ‘Het Laatste Nieuws’.

En un principio Van Landeghem pensó que se trataba de un simple error, pero al ver que no paraban de llegar todo tipo de pedidos de comida se dio cuenta del infierno en el que se adentraba.

"Puede ser en un día de semana o durante los fines de semana, y a cualquier hora del día. Los pedidos provienen de servicios de entrega en Turnhout, pero también de los alrededores. Incluso me han entregado pedidos a las 2:00 AM", confesó.

Jean sufre verdaderos ataques de ansiedad cada vez que escucha una moto cerca de su casa. “No puedo dormir más. Empiezo a temblar cada vez que escucho un scooter en la calle. Temo que alguien venga a dejar pizzas calientes en otra ocasión", reveló.

Pero nada más lejos de la realidad, no solo se debe a una entrega puntual. El pasado enero de 2019, relata, se presentaron diez repartidores diferentes con catorce pizzas cada uno.

Siempre he rechazado las entregas, así que nunca he pagado por nada", asegura el belga, para luego añadir que se trata de una molestia que también afecta a los restaurantes.

"Les cuesta dinero y tienen que tirar la comida. El día en que aparecieron diez entregas, hice los cálculos: costó 450 euros", afirmó para luego añadir: “Un amigo mío que vive en Herenthout está pasando exactamente por lo mismo que yo. También ha estado recibiendo pizza que no había pedido en nueve años”.

"No puedo soportarlo más. Cuando descubra a quien me ha estado molestando durante los últimos nueve años, no será su mejor día", concluyó Van Landeghem.

Publicidad