Tiempo

Rotura del vórtice polar: así podría ser la ola de frío del invierno de la que alerta la Aemet

Estas roturas del vórtice polar suelen desencadenar un régimen continuado de lluvias y una ola de frío, según explica la Agencia Estatal de Meteorología.

El frío polar, protagonista del fin de semana

El frío polar, protagonista del fin de semana El frío polar, protagonista del fin de semana

Publicidad

El portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Rubén del Campo, advierte de que "no es descartable" que se dé en la primera parte del invierno una ola de frío en el continente europeo, pues existe la posibilidad de "una rotura del vórtice polar estratosférico, más alta que de costumbre".

Según del Campo, esta rotura podría producirse en las próximas semanas, lo que provocaría una salida del aire frío confinado en el Ártico hacia latitudes bajas y posibles posteriores efectos, desencadenando un régimen más continuado de lluvias en nuestro país.

"Las piezas del puzle atmosférico encajan con un escenario de una posible rotura del vórtice polar estratosférico, pero aún no es seguro que vaya a suceder", ha advertido.

Asimismo, ha aclarado que, en caso de que esto suceda, no se sabe con certeza si esa salida de aire frío de las latitudes árticas daría lugar a una ola de frío en España o en Europa: "No lo podemos saber todavía porque habría que ver en qué zona se produce ese desalojo del aire frío".

La rotura del vórtice polar también podría traer lluvias

El desencadenamiento de las lluvias "no es algo que siempre ocurra y no podemos saber si va a ocurrir en esta ocasión", ha aclarado el portavoz, e insiste en que primero se ha de romper el vértice y estudiar la evolución de la atmósfera.

No obstante, se vigilará la evolución atmosférica para "ver cómo se va concretando en las próximas semanas toda esta evolución", ya que por el momento es muy pronto para determinar lo que finalmente ocurra.

En cuanto al otoño meteorológico, el portavoz de la Aemet ha avanzado que será uno de los más cálidos de la serie histórica, con una temperatura media muy próxima a la del otoño de 1983, el más cálido hasta ahora. Además, ha concluido que habrá que esperar al cierre de este mes para confirmar que ha sido "el más cálido de la serie".

Publicidad