Varios viajeros en un anden del Metro de Madrid

Publicidad

Agresión

Un hombre intenta arrojar a las vías del metro de Madrid a un vigilante que le pidió que se pusiera la mascarilla

El hombre empujó al vigilante hacia las vías del tren después de que éste le pidiera que se pusiera la mascarilla, obligatoria en transportes públicos como el Metro.

Un hombre intentó este lunes arrojar a las vías de la estación de Valdecederas a un vigilante del Metro de Madrid después de que éste le pidiese en repetidas ocasiones que se pusiera la mascarilla.

El presunto agresor se encontraba tumbado en uno de los bancos del andén cuando un vigilante se acercó a él para recordarle que el uso de la mascarilla es obligatorio en el transporte público. El individuo mostró una actitud desafiante y dijo expresiones insultantes como "mamahuevos" y "la concha de tu madre".

El hombre decidió colocarse una camiseta sobre la boca y, tras insistir el personal de seguridad que eso no era válido, le espetó "No me la voy a poner" o "Me la tienes que comprar tú". Su actitud comenzó a ser más peligrosa y optaron por dar aviso a la Policía Nacional, pues este individuo les dirigió amenazas en los siguientes términos: "Tú no vales para nada" y "Te voy a matar".

El hombre propinó al vigilante un fuerte empujón cerca de las vías y, afortunadamente, pudo mantener el "equilibrio en el último instante, quedando al filo del andén y evitando con ello caer a las vías", según consta en la denuncia. El hombre fue reducido por varios miembros de la seguridad del Metro hasta que llegaron los agentes de la Policía Nacional.

Mientras, desde Metro de Madrid han señalado que este incidente ha sido un "caso muy puntual" dado que la mayoría de los viajeros lleva mascarillas y respeta la normativa del suburbano, así como las indicaciones del personal de seguridad.

De momento la Comunidad de Madrid no ha decretado la obligatoriedad total del uso de la mascarilla. Hasta ahora hay que utilizarla en espacios cerrados y en el transporte público, y en espacios al aire libre cuando no se pueda guardar la distancia de seguridad.

Publicidad