Gliese 887 y las supertierras

Publicidad

Ciencia

Descubren dos supertierras en un sistema planetario cercano a sólo 11 años luz

En ciencia todo es relativo y en este caso 11 años luz es muy poco; tan poco que los expertos aseguran que las supertierras descubiertas son nuestras vecinas. Es la conclusión de una investigación internacional con participación española publicada en la revista Science.

La revista Science publica los resultados de una investigación internacional que ha localizado dos supertierras en la enana roja más cercana a nuestro sistema solar.

Se trata de sistema planetario situado exactamente a 10,7 años luz, uno de los más cercanos a la Tierra.

La estrella Gliese 887 tiene el sistema planetario compacto, formado por esos dos planetas y, posiblemente, un tercero.

Supertierras 'tranquilas' y 'cercanas'

Utilizando la terminología científica los planetas han sido bautizados como GJ887b y GJ887c. Están dentro de la categoría de supertierras porque tienen una masa superior a nuestro planeta pero menor que Urano o Neptuno.

Guillem Anglada-Escudé, del Instituto de Ciencias del Espacio (ICE-CSIC) y -firmante de la investigación- "sabemos que este tipo de sistemas planetarios son bastante comunes en otras estrellas -entre un 15 y un 30 % de las estrellas de tipo solar-, pero no habíamos encontrado ninguno muy cercano al Sol".

-Tienen una masa mínima de cuatro y siete veces la terrestre respectivamente

-Giran alrededor de su estrella a una distancia menor que la zona de habitabilidad, o región en la que sería posible la existencia de agua líquida en superficie.

Según Eloy Rodríguez, investigador del Instituto de Astrofísica de Andalucía -que ha participado en el hallazgo- incluso puede haber una tercera supertierra: "hemos encontrado indicios de la existencia de una tercera supertierra que, de confirmarse, se hallaría dentro de la zona de habitabilidad".

Es uno de los sistemas planetarios más cercanos

Una de las supertierras, la GJ887 se convierte en uno de los sistemas multiplanetarios más cercanos. Sólo queda por detrás de los de Próxima Centauri y Wolf359, que están a 4,2 y 7,9 años luz de distancia.

Los científicos dudan de que puedan albergar vida y explican que las estrellas enanas rojas tienen una característica que complica la vida en los planetas que las rodean, una mayor actividad de fulguraciones magnéticas lo que las diferencia de otras estrellas y planetas con mejores condiciones para la vida.

Gliese 887 es la décima estrella más cercana al Sol y es la enana roja más brillante que puede verse desde la Tierra, aunque no a simple vista.

El hallazgo ha sido posible en el proyecto RedDots gracias a la técnica Doppler, que permite detectar el pequeño movimiento que los planetas producen en su estrella al girar en torno a ella. En España participan, además del IAA-CSIC, el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) y el Instituto de Ciencias del Espacio (ICE-CSIC).

Publicidad