Publicidad

Disputa

Un agricultor de Murcia se enfrenta en los tribunales al Rey de Marruecos por unas mandarinas

Mohamed VI le pide a José Cánovas, agricultor murciano, que pague si quiere comercializar unas mandarinas que registró el rey hace años.

Esta historia podría ser perfectamente una que enfrenta a David contra Goliat. Un agricultor de Murcia se va a enfrentar en los tribunales al Rey de Marruecos por unas mandarinas. Una empresa de Mohamed VI la registró hace años pero José trabajaba con ellas ya antes pero el monarca ahora le pide que pague si quiere comercializarlas.

A un lado, José Cánovas, agricultor, a otro, Mohamed VI, rey de Marruecos, y en medio una mandarina. "Esta variedad es muy apreciada y demandada", explica José, propietario de una finca con 5000 árboles. Su majestad, es propietario de 12 palacios, 600 coches de lujo y una fortuna, más o menos de 5.000 millones de euros. Ahora los dos están enfrentados en los tribunales.

"Estoy seguro que podríamos llegar a un arreglo", asegura José Cánovas. El monarca alauita es el propietario de esta variedad de mandarinas y la tiene registrada en exclusiva. José desde 2006 explota estos terrenos con este cítrico, sin embargo, cuando compró los frutales no tenía que pedir licencia: "Me asesoré y me informaron de que no era necesario".

La Familia Real de Marruecos le pide que pague derechos, mientras que las mandarinas de la discordia han ido de un lado a otro: Juzgados, Audiencia, Supremo y ahora es el Tribunal de Justicia

"Si la justicia determina que tengo que cortarlos tengo que cortarlos, no me quedará otro remedio", nos cuenta Cánovas. José sigue su lucha, atrás han quedado muchos perdedores y decenas de agricultores que no han pagado los royalties.

Publicidad