Varias personas realizan compras en un centro comercial con mascarillas.

Publicidad

Coronavirus

Las mascarillas son esenciales para evitar la propagación del coronavirus, según un nuevo estudio

Un estudio realizado en la Universidad de Texas ha concluido que no usar mascarilla puede aumentar dramáticamente el riesgo de infectarse con el coronavirus.

En resumen

  • El uso de la mascarilla redujo la cantidad de infecciones en 78.000 en Italia, según el estudio
  • "La transmisión por el aire representa la ruta dominante para la propagación del coronavirus", señala uno de los autores

Un nuevo estudio ha evidenciado que el uso de mascarillas es vital para controlar la propagación del coronavirus. La investigación, realizada por la Universidad de Texas A&M, ha descubierto que no usar este tipo de protección facial puede aumentar dramáticamente el riesgo de infectarse con el virus.

El trabajo ha estado liderado por Renyi Zhang, profesor distinguido de ciencias atmosféricas de Texas A&M y el presidente de Harold J. Haynes en la Facultad de Geociencias. En el estudio ha sido publicado en PNAS (Actas de la Academia Nacional de Ciencias).

El grupo de científicos se centró en investigar la facilidad con la que el coronavirus puede trasmitirse de persona a persona. Al observar los procedimientos de mitigación en Nueva York, Italia y China, el equipo descubrió que el uso de la mascarilla redujo la cantidad de infecciones en 78.000 en Italia y 66.000 en Nueva York durante el período del 6 de abril al 9 de mayo.

"Nuestros resultados muestran claramente que la transmisión por el aire representa la ruta dominante para la propagación del coronavirus. Al analizar las tendencias de la pandemia sin cubrirse la cara usando el método estadístico y al proyectar la tendencia, calculamos que se previnieron más de 66.000 infecciones usando la mascarilla en poco más de un mes en la ciudad de Nueva York", asegura Zhang.

Según señala el estudio, el uso de la mascarilla junto con el distanciamiento social y otras medidas de seguridad, es la mejor opción para detener la pandemia de COVID-19. "Nuestro trabajo también destaca que la ciencia sólida es esencial en la toma de decisiones para las pandemias de salud pública actuales y futuras", señala Zhang.

El coautor del estudio Mario Molina, profesor de la Universidad de California en San Diego, ha explicado que la investigación "establece muy claramente que el uso de una mascarilla no solo es útil para evitar que las gotas de tos infectadas lleguen a personas no infectadas, sino que también es crucial para estas personas no infectadas evite respirar las diminutas partículas atmosféricas (aerosoles) que emiten las personas infectadas cuando hablan y que pueden permanecer en la atmósfera decenas de minutos y pueden viajar decenas de metros".

Publicidad