Esther Vaquero

Sobre Esther Vaquero

No recuerdo haber tenido en la vida otra vocación que no fuera la decontar historias. Lo soñaba cuando tecleaba los trabajos para el cole en la Olivetti de mis padres o escuchando en la radio a Luis del Olmo. Me tenía fascinada aquella forma de cuadrar músicas, efectos y locución. Así que a los 7 años fundé con mi prima y una amiga nuestra primera “emisora” de radio. La llamamos 'Radio Palangana' porque rimaba con “que retransmite cuando le da la gana”, imagínense la seriedad del asunto. Era puro juego, pero ahí ya había una semilla y estaba creciendo.

Años después, estudié Periodismo en Salamanca -mi ciudad- contra todos aquellos que me advertían de lo duro y sacrificado que es este oficio. Y lo es. Muchas veces vivimos sin horarios y nos lanzamos al peor temporal que venga, con tal de poder contarlo. Porque también es apasionante y noble si se ejerce con el corazón. Y yo lo pongo cada día. Esa adrenalina del directo y de sentir que estás ofreciendo información valiosa es una maravilla.

Desde que me licencié, he trabajado en los canales de radio y televisión más importantes del país. Telecinco, la Cadena SER, Cuatro, La Sexta, TVE y hasta la delegación de la BBC en Londres. Allí cubrí la visita de los Obama, un cumpleaños de la reina Isabel II o la amenaza de la gripe A. Y desde Londres llegué a Antena 3, la que ha sido mi casa en los últimos once años. Primero como reportera de investigación en Espejo Público y después como presentadora en el informativo matinal junto a María José Sáez. Nunca estaré lo suficientemente agradecida a esta casa por haberme dado tantas oportunidades. Porque también he sustituido durante cuatro años a Susanna Griso al frente de Espejo Público, he presentado mi propio programa, “Nos importa”, o varios especiales en noches electorales y durante el inicio de la pandemia de coronavirus. Cada minuto en directo te curte. La guinda de este pastel es compartir mesa todas las noches con Vicente Vallés para informar en Antena 3 Noticias 2.

¿Que qué hago cuando se apagan los focos? Soy madre a tiemplo completo de Oliver y Emma. Los adoro y pararía el tiempo de vez en cuando mientras los veo crecer. También soy profesora, columnista o presentadora de eventos y podcasts. Me chifla la pintura, cocinar y comer platos ricos, los buenos viajes, las rutas en bici o en piragua, los conciertos en directo, una serie, una peli o un libro que enganchen… y la buena compañía. Yo también estoy deseando superar esta pandemia para recuperar de cerca a muchos amigos y familia. ¡Ah! Y volver a Salamanca. Soy salmantina de cuna, de sangre y de corazón.