El buque de la ONG Proactiva Open Arms lleva más de una semana bloqueado por varios impedimentos en aguas del mar Egeo en Grecia sin poder descargar el cargamento de ayuda humanitaria que quiere repartir en varios campos de refugiados.

La organización ha comunicado, tras no poder desembarcar en Samos, la primera isla a la que llegó tras salir de Barcelona el pasado 23 de abril, que continuó hacia Lesbos, donde tampoco ha podido amarrar. El buque había logrado amarrar el martes pasado en Samos, pero al cabo de un rato las autoridades "invitaron" a la embarcación a abandonar el amarre asignado porque estaba destinado a un barco militar que estaba por llegar.

El equipo de Óscar Camps decidió continuar hacia Lesbos, donde se les asignó un amarre que, según indican las cartas de navegación actualizadas, tiene una profundidad inferior al calado del barco. "Desde ese momento permanecemos fuera de puerto, pues no se nos ha permitido ni atracar, ni desembarcar la ayuda humanitaria que llevamos a bordo. Seis días a la espera sin que se nos ofrezcan ninguna solución", señaló la organización en una nota de prensa.

El barco porta 20 toneladas de material sanitario y medicamentos, de higiene, ropa y kits de primera necesidad, a petición de la ONG receptora, Med'Equali Team. La idea era descargar la mayor parte en el puerto de Lesbos, la isla que alberga el mayor número de refugiados y finaliza la misión en Tesalónica, la segunda mayor ciudad del país, donde tiene previsto entregar el material restante, incluidas sesenta bicicletas para facilitar la movilidad de refugiados.