Una mujer en China ha estado a punto de morir después de inyectarse un cóctel de más de 20 zumos de frutas diferentes. En un esfuerzo por mejorar su salud, la mujer de 51 años del condado de Guiyang, se auto suministró una infusión intravenosa por goteo.

Después de inyectarse la mezcla, comenzó a sentir picazón en la piel y que su temperatura corporal comenzaba a subir. La mujer, que estaba interesada en tratamientos de salud no convencionales, sufrió daños en el hígado, riñón, corazón y pulmones y fue ingresada en cuidados intensivos durante cinco días, según publica el diario chino Xiaoxiang Morning Herald.

"Pensé que las frutas frescas eran muy nutritivas y que no me harían daño al inyectarlas en mi cuerpo", reconocía. "No tenía idea de que eso me metería en tantos problemas".

Los médicos del Hospital Afiliado a la Universidad de Xiangnan en Hunan le extrajeron toxinas de la sangre mediante diálisis, le inyectaron agentes de coagulación y le dieron antibióticos. Tras cinco días ingresada, su condición mejoró y fue trasladada de cuidados intensivos a la unidad de riñones del hospital y finalmente fue dada de alta.

Liu Jianxiu, una doctora en el hospital de Hunan, ha asegurado que la mujer ha corrido el riesgo de morir por un fallo orgánico múltiple y sepsis.