La presidenta de Vox en Madrid, Rocío Monasterio, ha defendido este lunes que Italia cierre sus puertos a los inmigrantes en situación irregular porque es "inviable" ser "el foco de toda la inmigración ilegal" y ha reclamado una política europea "coherente y homogénea".

En una entrevista en Radio Nacional, Monasterio ha reclamado que en esa política España o Italia, por su situación limítrofe, no sean "las que asuman el papel de absorber toda esta inmigración".

A su juicio, los políticos españoles son "irresponsables" con "la inmigración ilegal" y "cómplices" de quienes trafican y ha añadido que "no tiene que haber un barco español favoreciendo las mafias de traficantes", en alusión al Open Arms.

Su situación es, para Monasterio, consecuencia del "efecto llamada" y de "la gran irresponsabilidad" de los políticos cuando hacen "declaraciones buenistas", que "alientan a otros a lanzarse al mar".

La también portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid ha criticado los "bandazos" del presidente en funciones, Pedro Sánchez, con el Open Arms y también al PP, pues considera que su postura respecto a la inmigración irregular no está clara.

"Vox es el único partido que es clarísimo en este tema: la inmigración tiene que ser legal y ordenada", ha agregado y ha defendido que hay puertos antes de España, como los de Túnez. El Open Arms espera cerca de Lampedusa (Italia) poder desembarcar a 107 migrantes, tras rechazar ayer navegar hasta el puerto de Algeciras por las condiciones "críticas" que se viven a bordo tras 17 días, y después de que España ofreciera también puertos de Baleares.