Los más jóvenes y los no tan jóvenes conocían a Camilo Sesto. El artista español llegó más allá de la frontera española, lo hizo en Estados Unidos y también en América Latina.

Sesto fue conocido por su canciones y también por sus movimientos y sus gestos tan característicos. Él fue, sin duda, el amor imposible de muchas jóvenes, llegando a provocar conflictos familiares: "Mi hermana era de Raphael y yo de Camilo", nos dice una persona a pie de calle.

Camilo Sesto se despide para siempre pero ellos 'sí que podrán más' seguir cantándole.