EN DOS ARTÍCULOS PUBLICADOS EN EL SEMANARIO BRITÁNICO

EN DOS ARTÍCULOS PUBLICADOS EN EL SEMANARIO BRITÁNICO

The Economist insta a España a rebajar el salario mínimo y apostar por los 'mini-jobs'

'The Economist' afirma en su último número que España necesita profundizar en las reformas para acelerar la salida de la crisis y aboga por llevar a cabo nuevos recortes en pensiones, el Estado de bienestar y los salarios de los trabajadores. Sin embargo, el semanario británico duda de que el Ejecutivo de Rajoy tenga "agallas" para llevar a cabo estas medidas.

El semanario británico The Economist apunta en último número publicado este sábado que, pese a las "prometedoras" reformas, la situación económica en España continuará a menos que emerjan nuevas fuentes de crecimiento.

"La oscuridad en España es casi palpable", dice 'The Economist' al comienzo del artículo, y añade que el país continúa en una "profunda recesión" y que sus cifras económicas son "siniestras".

Según el semanario, aunque la sociedad española "está cansada de tantas reformas", es "necesario" que el Gobierno de Mariano Rajoy adopte nuevas medidas ya que, de no suceder así, "el espantoso nivel de desempleo seguirá igual".

Sin embargo, duda de la predisposición del Gobierno y sostiene que "no está claro que el Ejecutivo de Rajoy tenga las agallas para llevar a cabo estas reformas".

The Economist cree que España seguirá en crisis pese a las reformas

The Economist detecta "algunos atisbos de esperanza" para la economía española, como la rebaja del coste de la deuda y el control del gasto en las autonomías. Mientras que otros países afectados de la zona euro culpan a los alemanes de sus penas, en España se considera que están pagando por sus excesos, tras el estallido de la burbuja inmobiliaria.

También considera que son signos de recuperación la caída de los costes laborales, las facilidades para despedir trabajadores (que "permite a la industria estar lista para volver a contratar"), o la mejora de la balanza comercial.

Con cifras económicas "lúgubres" y una economía "en profunda recesión", España podría representar "el mayor test para el euro" al ser el único miembro importante de la Unión Europea (UE) que ha estado "cerca de un rescate".

Mientras Grecia, Irlanda, Portugal y Chipre ya fueron rescatados y están inmersos en programas acordados con la troika (Fondo Monetario Internacional, Comisión Europea y Banco Central Europeo), España adoptó en 2012 una "oferta a medio camino".

A diferencia de Francia, ha llevado a cabo grandes reformas estructurales y, a respecto a Italia, tiene un Gobierno sólido que espera durar hasta las próximas elecciones a finales de 2015, señala.

The Economist detecta "algunos atisbos de esperanza" para la economía española, como el hecho de que gracias al Banco Central Europeo (BCE), el interés de los bonos a largo plazo haya caído a niveles anteriores a la crisis o que la "afilada" consolidación fiscal haya recortado el déficit presupuestario del 11 % del PIB de 2009 hasta el 7 % este año.

The Economist detecta "algunos atisbos de esperanza" para la economía española

Resalta también que el excesivo gasto público por regiones se haya controlado y que España cuenta con dos años extra para rebajar su déficit por debajo del 3 %.

El programa de reestructuración y reformas del Gobierno ha comenzado a producir resultados, indica la revista, y la economía real ha comenzado también a mostrar señales de mejora, como muestra el hecho de que España haya hecho más que la mayoría de países de la UE para recuperar competitividad.

Pese a esos "atisbos de esperanza", The Economist encuentra algunos "problemas" que podrían "deshacer ese progreso limitado", como la crisis crediticia o la insuficiente demanda y falta de recursos para el crecimiento.

En otro artículo diferente, centrado en la situación de desempleo del país, The Economist indica que Rajoy confía en revertir la tendencia antes de los próximos comicios, si bien hasta la fecha su récord es "deprimente".

En los últimos 17 meses, se han suprimido 1,2 millones de puestos de trabajo, elevando el total de la pérdida de empleo por encima de los 6 millones desde 2007, recuerda.

Dentro de la UE, solo los datos de desempleo de Grecia son peores y en provincias del sur de España como Cádiz, esa tasa se sitúa por encima del 40 %. Mientras que entre los jóvenes, la cifra superó el 57 %, agrega la revista.

Los mas vistos

Economía Digital

Todo sobre finanzas, empresas, tecnología e industria

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.