LA AUTORIDAD BANCARIA EUROPEA

LA AUTORIDAD BANCARIA EUROPEA

La EBA propone limitar las primas a banqueros que cobren más de 500.000 euros

La Autoridad Bancaria Europea propone que estén sujetos a esta directiva aquellos cuya remuneración total supere los 500.000 euros anuales en términos absolutos, quienes reciban una remuneración variable de más de 75.000 euros o que supere en un 75% el componente fijo de su salario, quienes se encuentren entre el 0,3% de los empleados con mayores sueldos y quienes tengan una remuneración igual o superior a la del que menos gane entre los puestos responsables de la toma de riesgo.

Eurogrupo
Eurocámara | EFE

La Autoridad Bancaria Europea (EBA por sus siglas en inglés) ha propuesto limitar la remuneración variable de aquellos trabajadores y directivos de la banca cuyas actividades profesionales podrían tener un impacto material en el perfil de riesgo de la entidad, entre los que se incluyen aquellos con un salario superior a 500.000 euros o a quienes reciben bonus superiores a 75.000 euros, entre otros.

La EBA ha publicado sus criterios para identificar a estos trabajadores dentro de las entidades, que estarán sujetos a lo recogido en la Directiva sobre Requerimientos de Capital (CRD por sus siglas en ingles) sobre el pago de remuneraciones variables. El proceso de consulta de esta propuesta durará hasta el 21 de agosto.

La autoridad europea propone en el documento un proceso de identificación basado en la combinación de criterios cualitativos y cuantitativos, así como de criterios internos, con el objetivo de garantizar una adecuada armonización en toda la Unión Europa (UE) que tenga en cuenta el perfil de riesgo de la entidad.

En términos cualitativos, la EBA incluye en esta categoría a los trabajadores cuyo puesto tiene que ver con el perfil de riesgo de riesgo de la entidad o a quienes tiene poder en la toma de decisiones, como los miembros de los equipos de dirección, los gestores senior o los responsables de las exposiciones al riesgo crediticio.

Desde un punto de vista cuantitativo, propone que estén sujetos a esta directiva aquellos cuya remuneración total supere los 500.000 euros anuales en términos absolutos, quienes reciban una remuneración variable de más de 75.000 euros o que supere en un 75% el componente fijo de su salario, quienes se encuentren entre el 0,3% de los empleados con mayores sueldos y quienes tengan una remuneración igual o superior a la del que menos gane entre los puestos responsables de la toma de riesgo.

Respecto a los criterios internos, la EBA apunta que deberán estar basados en los procesos de evaluación de los riesgos internos y tener como objetivo reflejar el perfil de riesgo específico de la entidad.

Los mas vistos

Economía Digital

Todo sobre finanzas, empresas, tecnología e industria

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.