J. K. Rowling lo ha vuelto a hacer y, aunque gran parte de la legión de seguidores del Mundo Mágico quedó bastante confundida por la revelación final de la película de 'Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald', y muchos cuestionaron la resolución de la autora por considerarla imposible según los libros originales, ahora parece que la decisión de la autora inglesa habría sido más premeditada de lo que muchos de sus seguidores pensaban.

Según parece, Rowling habría adelantado este giro argumental hace dos años, dejando una pista en su web personal, que vaticinaba lo que ocurriría en la cinta.

La pista en cuestión habría sido una fotografía del libro de 'Marcus Aurelius', que la autora puso en 2016 en la cabecera de la sección de respuestas de su web personal. La elección de la imagen, que en su momento todos los fans tomaron como una decisión aleatoria de la autora por su pasión por la lectura, o una mera recomendación literaria, resultó ser un guiño al nombre de este nuevo y aparentemente "imposible" personaje.

 

Esta revelación ha dividido a los seguidores de sus libros. Mientras algunos de ellos han quedado satisfechos por la capacidad premonitoria de la autora, otros siguen teniéndo sus dudas sobre que este hecho encaje en la línea temporal de 'Harry Potter'.

Tanto J. K. Rowling, como Ezra Miller han asegurado que 'Animales Fantásticos 3' resolverá todas las incógnitas levantadas por su precuela, así que tendremos que esperar a 2020, para conocer la verdad detrás de este nuevo personaje.