Los cargos de agresión sexual contra Kevin Spacey que comenzaron en 2017 han sido retirados. El intérprete había desaparecido por completo del ojo público tras las múltiples denuncias que se habían hecho contra él, y con las que se enfrentaba a una condena de dos años de cárcel.

Poco después del fin de la diputa judicial, Spacey ha reaparecido ante el ojo público. El intérprete se ha presentado en el Museo Nacional Romano de Roma de forma inesperada, ya que según se comunicó, el evento era para los visitantes y no para la prensa. Situándose al lado de la estatua 'Púgil en reposo', que representa a un boxeador descansando, el intérprete decidió recitar el poema de Gabriele Tinti 'The Boxer'.

Según Tinti, el poema no se escribió pensando en él sino como tributo a obras clásicas, y Kevin Spacey lo leía por "su sensibilidad y profundo amor al arte", y es que el autor se ha mostrado encantado de que escogiera un fragmento de su obra, tal y como ha expresado a través de redes sociales.

El actor asegura haber escogido la pieza por "su sensibilidad y profundo amor al arte", y aunque el autor se ha mostrado encantado de que escogiera un fragmento de su obra, ha asegurado que lo creó como un tributo a obras clásicas y no pensando en Spacey, pese a su paralelismo con la situación del actor.

 

"¡Una noche maravillosa! Todo el mundo estaba tan feliz celebrando el arte, fue un honor tener a Kevin Spacey leyendo mis poemas. ¡Roma te quiere! Una imagen vale más que mil palabras".

Según ha recogido Variety, el poema comenzaba con Spacey diciendo "Yo sacudí al país. Hice las arenas vibrar. Convertí a mis oponentes en jirones. Encendí la oscuridad, coleccioné insultos, impuse aplausos. No todos sabían cómo hacer esto. Ninguno de vosotros. Por otra parte, la vida no es tan aterradora para aquellos que nunca han tomado riesgos".

Como reconocía Tinti, muchos de los presentes opinaron que los versos no fueron escogidos al azar, tal y como dijo Barbie Latza Nadeau del medio The Daily Beast: "La lectura parecía más una confesión que una actuación. No quedaba claro si estaba hablando de la pieza de bronce a su lado o de sí mismo. Parecía decir que había caído en desgracia por los presuntas agresiones sexuales y que no sentía ningún remordimiento aparente", para terminar describiendo el acontecimiento como algo "sin arrepentimiento".

· · ·

Seguro que te interesa:

'Billionaire Boys Club': Kevin Spacey vuelve a la gran pantalla tras su escándalo de abusos sexuales