Se Estrena » Noticias

INTERPUESTA POR ANTIGUAS ALUMNAS

James Franco, condenado a pagar 2,2 millones de dólares en el acuerdo de su demanda por explotación sexual y conducta inapropiada

La demanda por delito sexual interpuesta a James Franco por parte de un grupo de estudiantes se ha resuelto: el actor tendrá que pagar 2,2 millones de dólares. Ahora el acuerdo, que se presentó en un juzgado de Los Angeles, tendrá que recibir el visto bueno.

James Franco

Gtres James Franco

Publicidad

James Franco ha alcanzado un acuerdo para cerrar una demanda de comportamiento sexual indebido por la que deberá pagar 2,2 millones de dólares a las víctimas, según ha informado el medio 'Variety'.

La cifra multimillonaria se desveló en documentos judiciales obtenidos por el mismo medio y está pendiente de aprobación por parte de un juez de Los Ángeles.

Las demandantes, Sarah Tither-Kaplan y Toni Gaal, presentaron la demanda colectiva en Los Angeles en octubre de 2019, alegando que Franco y su socio Vince Jolivette se habían "involucrado en un comportamiento generalizado inapropiado y con carga sexual hacia las estudiantes al sexualizar su poder como profesor ofreciendo la oportunidad de desempeñar un papel en sus proyectos" en la escuela de interpretación 'Studio 4' que Franco dirigió durante un tiempo.

Como ejemplo, las alumnas indicaron que Franco impulsó el presunto rodaje de una orgía en la que quitó las protecciones de plástico que cubrían las vaginas de las mujeres antes de simular sexo oral.

Además, el actor se acercaba presuntamente a las jóvenes prometiendo trabajos en proyectos de Hollywood que nunca se materializaban.

Tither-Kaplan y Gaal recibirán un tercio de los 2,2 millones, que se repartirán con sus abogados, mientras que el resto del dinero se entregará al grupo de alumnos afectado por el comportamiento de Franco y sus socios. Según los informes, ambas tienen aproximadamente dos meses para rechazar el acuerdo si desean tomar otro tipo de medidas.

Por otra parte, los abogados de James y Vince siguen calificando las acusaciones de Tither-Kaplan y Gaal como "falsas e incendiarias, legalmente infundadas y presentadas como una demanda colectiva con el objetivo obvio de obtener la mayor cantidad de publicidad posible para los demandantes hambrientos de atención".

Por último, el acuerdo también incluye una disposición para una declaración conjunta de todas las partes que le permite a James Franco continuar negando las acusaciones, mientras "reconoce que los demandantes han planteado cuestiones importantes".

"Todas las partes creen firmemente que ahora es un momento crítico para enfocarse en abordar el maltrato de las mujeres en Hollywood. Todos coinciden en la necesidad de asegurarse de que nadie en la industria del entretenimiento, independientemente de su sexo, raza, religión, discapacidad, origen étnico, género u orientación sexual, enfrente discriminación, acoso o prejuicio de ningún tipo", menciona esa declaración.

Seguro que te interesa:

La actriz Charlyne Yi acusa a James Franco de ser un "depredador sexual con largo historial" y a Seth Rogen de protegerle

Publicidad