Las grabaciones de la novena entrega de 'Fast and Furious' comenzaron hace poco pero el rodaje ha tenido que pararse por un grave accidente en el plató.

La ficción es conocida por el peligro de sus carreras y sus arriesgadas escenas de persecuciones, por lo que muchas veces los actores necesitan dobles para grabar. Ese era el caso de Joe Watts, que trabaja como el doble de Vin Diesel y fue protagonista de la tragedia al precipitarse desde una altura de 9 metros golpeándose en la cabeza.

El especialista fue trasladado de inmediato al hospital y finalmente se le tuvo que inducir a un coma por una lesión en el cráneo. A causa de la gravedad del accidente, muchos miembros del rodaje han mostrado su apoyo deseando una rápida recuperación.

El último actor en hablar ha sido Jason Statham, protagonista del primer spin-off de la saga principal, con el nombre de 'Fast and Furious: Hobbs and Shaw'. El intérprete habló sobre la tragedia en un acto promocional de la nueva cinta, donde se mostró realmente preocupado: "No sé los detalles pero cuando ocurre algo así y alguien sale herido es alarmante. Las familias tienen que afrontar la dificultad, es algo horrible. Tenemos que intentar planificar mejor las cosas para mitigar estas circunstancias y hacer que funcione".

Además, le dedicó unas palabras directamente a Joe Watts: "Sólo le deseamos lo mejor".

Seguro que te interesa:

El rodaje de 'Fast and Furious 9', paralizado por el grave accidente del doble de Vin Diesel, que permanece en coma