Donna Rotunno es una reputada abogada defensora a la que probablemente habrás visto en las imágenes de Harvey Weinstein llegando a los juzgados.

La mujer de origen italiano fue contratada el pasado mes de mayo para llevar el caso del productor de Hollywood acusado de abusos sexuales.

Según cuenta Vanity Fair, se enteró de todo por una llamada telefónica. "No me sorprendió esa llamada. Hago este tipo de casos". En su carrera en la abogacía ha defendido más de 40 casos de hombres acusados de agresión sexual y violación.

A medida que el movimiento #MeToo creció, ella adoptó una postura en la que argumenta que hay una carrera pública para condenar a hombres acusados ​​de conducta sexual inapropiada y agresión sin pasar por el proceso penal correcto y que eso estaba destrozando reputaciones y carreras.

Desde ese momento Rotunno se convirtió en una figura paradójica y polémica, que ha decidido defender a un hombre vilipendiado por muchas mujeres, lo que le ha ganado el desprecio de algunas defensoras de los derechos de las mujeres.

En el perfil dedicado a la letrada de Vanity Fair, se recogen unas declaraciones de Rotunno sobre las mujeres que han acusado a Harvey Weinstein en las que sugiere que usaron al productor para obtener ganancias profesionales y describe al movimiento #MeToo como mujeres "demasiado sensibles".

Seguro que te interesa:

La brutal respuesta de Meryl Streep tras ver como Harvey Weinstein la usa para defenderse