'X-Men: Apocalypse' es la última entrega de la nueva generación de la saga que está en camino. Su director, Bryan Singer nos ha revelado en numerosas ocasiones como está transcurriendo el rodaje con imágenes en sus perfiles de Instagram y Twitter.

Entre el reparto de esta nueva película de los mutantes más famosos del cine, repiten entre otros Jennifer Lawrence como mística, papel que interpreta por tercera vez ya que estuvo presente en 'Nueva Generación' y 'Días del futuro pasado'.

Pero hace unos meses la actriz sorprendió con unas declaraciones en las que afirmaba no querer repetir más como mística. Ahora en una entrevista para Entertainment Weekly ha explicado el por qué de esta drástica decisión.

El problema sería que la actriz está harta de respirar las tóxicas emanaciones de la pintura corporal azul que ha de ponerse para encarnar a la mutante.

"Ahora tengo casi veinticinco y pienso: "Ni siquiera sé pronunciar esto y me está entrando por la nariz, ¿lo estoy respirando?", protestaba Lawrence.

En ocasiones anteriores ya había hablado sobre el proceso de transformación, que comenzó llevándole ocho horas, pero que afortunadamente redujeron a tres.

EL MAQUILLAJE DE LA DISCORDIA

Para 'X-Men: Días del futuro pasado' el equipo de maquillaje tomó la decisión de pintarle únicamente la cara, dado que la sustancia le irritaba el cuerpo, así que de cuello para abajo llevaba un ceñido body del mismo color.

En la primeras ocasiones, se le pegaban las escamas sobre la piel, sobre ellas se aplicaban con aerógrafo tres capas de pintura azul y por encima de estas, se daban otras cinco capas, en esta ocasión con pincel.

Jennifer Lawrence como Mística

Frances Hannon, la directora del departamento de maquillaje de 'X-Men: Primera generación' hizo al menos veinte pruebas antes de aplicarle el pigmento a la actriz para encontrar la tonalidad perfecta.

Las primeras veces, eran necesarias siete empleadas de maquillaje que trabajaban durante seis horas para conseguir el efecto.

Si bien en previas declaraciones dejaba claro que no regresaría después de 'Apocalypse', en esta ocasión confesó que podría estar tentada a hacer una entrega más como Mística.

Tal vez sus quejas sirvan para que el departamento de efectos especiales encuentre una alternativa para caracterizar a la actriz.