En 'Annabelle vuelve a casa', la nueva cinta del universo Expediente Warren, el matrimonio de parapsicólogos formado por Ed Warren (Patrick Wilson) y su esposa Lorraine (Taissa Farmiga) dejan a su hija Judy en compañía de su niñera en casa mientras van a trabajar en uno de sus famosos casos. Pero no están solas en el hogar de los Warren, y es que en el cuarto del sótano en el que guardan sus objetos más peculiares está, metida en una urna, la muñeca Annabelle.

Si ya has visto las anteriores películas de la saga sabrás que este juguete de porcelana está poseído y es capaz de destrozar las vidas de todo aquel que le rodea. En un momento de la película, la muñeca es 'liberada' de la urna sacralizada en la que se encuentra y comienza a esparcir su maldad por toda la casa.

¡Pero es que la muñeca real que ha inspirado la saga también aparece en la película! Y es muy distinta a la que hemos visto en la gran pantalla, Judy, a quien interpreta la joven actriz McKenna Grace, se encuentra en un momento dado viendo la televisión cuando aparece un matrimonio con su hija en un concurso. Consiguen un viaje a Las Vegas y... ¡la niña sostiene en sus manos a la verdadera Annabelle!

 

Es una gran muñeca de trapo, de cabellera pelirroja hecha de lana, muy diferente a la imagen que se ha llevado a la gran pantalla. Pero como ves en la imagen de arriba, ambas están clausuradas en una urna de cristal. Este es uno de los guiños que el director Gary Dauberman, que se ha basado en la historia de James Wan, ha querido hacer al matrimonio Warren.

Seguro que te interesa:

La terrorífica experiencia de McKenna Grace en el rodaje de 'Annabelle vuelve a casa'