Ingredientes (4p.):

20 espárragos blancos

2 puerros

1 patata

2 huevos

100 g de guisantes frescos (desgranados)

50 g de queso de untar

90 g de salmón

aceite de oliva virgen extra

sal

Elaboración:

Retira la parte inferior de los tallos de los espárragos. Pela, córtalos en trozos y ponlos a rehogar en la olla rápida.

Corta la parte inferior y superior de los puerros (dejando solo la parte blanca), retírales la primera capa y enjuágalos bien. Pícalos en cilindros y agrégalos.

Pela la patata, casca e incorpórala. Cubre con agua, sazona tapa la olla y cuece todo durante 5-6 minutos. Tritura con la batidora eléctrica hasta conseguir una crema homogénea. Resérvala.

Pon a cocer los guisantes en un cazo con agua y sal durante 15 minutos.

Bate los huevos en un bol. Sazona y cuaja la tortilla (como si fuera un crepe) en una sartén con un chorrito de aceite. Extiéndela sobre la tabla, úntala con el queso fresco y cúbrela con las lonchas finas de salmón. Enróllala como si fuera un brazo gitano. Córtala en rodajas.

Reparte la crema en 4 platos, salpícalos con los guisantes y pon una espiral en el centro de cada uno.

Consejo:

Si notas que a pesar de triturar la crema, quedan hebras de espárrago y puerro, os recomiendo pasarla por un chino o colador.