Publicidad

Antena 3 » Programas » Espejo Público » Noticias

Vacunación en residencias

La emoción de Manuel tras salir vacunado de la residencia: "Estar encerrado aquí es la muerte de cualquiera"

Manuel es uno de los muchos mayores que viven en residencias y han tenido que sufrir en primera mano las consecuencias de las restricciones. Este martes, una vez completada su vacunación contra el coronavirus, puede por fin salir nuevamente a la calle sin ocultar su alegría.

Manuel, de 87 años, lleva casi un año sufriendo las consecuencias de las restricciones del coronavirus. Este martes por fin ha podido salir de la residencia de ancianos en la que vive, ubicada en Pinto (Madrid), tras recibir su pauta completa de la vacuna contra el coronavirus.

"Lo que más me apetece es salir fuera de aquí, estoy con unas ganas tremendas". Han sido las primeras palabras de Manuel una vez ha salido del centro. Sin ocultar su alegría, reconoce que "es una maravilla" poder volver a pisar la calle sin miedo a contagiarse del coronavirus.

Lleva casi un año sin poder salir de la residencia a consecuencia de las restricciones impuestas para proteger la salud de las personas mayores, que son las que más riesgo tienen frente a la enfermedad.

Confiesa además que lo que más le apetece es andar "el tiempo que me den" y volver a su rutina de antes de la pandemia. "Me hacía unos 14 kilómetros caminando", insiste.

Sobre su estancia en la residencia, Manuel reconoce que ha estado muy cuidado y entretenido. "He hecho terapias en mi habitación y me he encontrado muy a gusto", explica, aunque el hecho de poder salir por fin a la calle no lo cambia por nada.

Manuel tiene 2 hijos y 2 nietas, a las que ha tenido que ver a través de una verja durante el tiempo que ha estado 'encerrado' en la residencia. "Mis hijos se ponían enfrente y hablábamos".

Con una sonrisa iluminadora, el hombre, por fin vacunado, cuenta que una de las cosas que más desea es salir cuando él quiera, caminar e irse de vacaciones, costumbres que la pandemia del coronavirus le ha arrebatado. "Qué gusto me va a dar cuando salgamos de aquí", puntualizaba.

Manuel lleva 2 años en la residencia de ancianos de Pinto, a la que ya considera su casa. Pese a las circunstancias a las que se ha visto sometido por culpa de la pandemia, insiste en que es un lugar en el que se ha sentido muy arropado y que ya se ha convertido en su hogar.

Para él, lo peor ha sido "estar encerrado", algo que supone "la muerte de cualquiera".

A partir de hoy, los ancianos inmunizados ya pueden salir sin horarios de las residencias, además de recibir hasta 3 visitas a la semana de 1 hora, un soplo de esperanza para Manuel y el resto de su compañeros, que ven sus esfuerzos frente a la pandemia del coronavirus convertidos, ahora, en recompensa.

Si quieres volver a ver la reacción de Manuel, usuario de una residencia madrileña que sale por primera vez tras ser vacunado del coronavirus, lo puedes hacer en Atresplayer.