La abogada de 'Espejo Público', Beatriz de Vicente de Castro, ha explicado por qué se ha generado tanta polémica alrededor del 'caso Borja'. La historia del joven que intentó repeler el robo a una mujer y que, forcejeando con el ladrón terminó con su vida de dos golpes.

Señala como principal causa una confusión inicial, donde el público cree que se ha juzgado la ayuda que le prestó Borja a la ciudadana víctima de un robo con violencia, cuando "lo que en realidad se juzga es lo que ocurre tras ese acto". La justicia ha analizado el comportamiento de Borja desde que este comienza la persecución tras el agresor y se produce su muerte, concluye.

Beatriz afirma que desde que se produce un homicidio imprudente, y por lo tanto ha fallecido un hombre, es necesario que se juzgue esa muerte, sea como sea ese hombre o pese a lo que haya hecho.

Además, señala que no existe legítima defensa al no haberse demostrado que Borja sufriese una agresión ilegítima. "No se puede relacionar el recuperar un bolso con la vida de un hombre", apunta.

De la misma forma, Beatriz de Vicente ve muy probable que el joven acusado no entre en prisión al no ser condenado a más de dos años, no tener antecedentes penales y haber asumido la responsabilidad de pagar la indemnización de 180.000 euros, ya que de este modo puede obtener el beneficio de la suspensión de la pena y se suma a su favor, la no oposición de las hijas del fallecido.

Finalmente, la letrada asegura que ante todo y sea como sea, la muerte de un hombre siempre deberá ser juzgada.