En este experimento hemos logrado que un pez conduzca su propia pecera. Para realizarlo, la pecera esta subida en un dispositivo que contiene una cámara en el extremo de su brazo. Dicha cámara contiene un microprocesador que a través de un algoritmo detecta el color de un objeto que previamente hemos introducido y obtiene la posición de este en el espacio. Otro microprocesador mueve los motores con la información recibida por la cámara.