ObjetivoTV » Número de Serie

NÚMERO DE SERIE

'The Americans': aburrida, plana y sin gancho

Mucho se ha escrito sobre 'The Americans', la nueva serie de FX. La mayoría son críticas muy positivas y la audiencia respondió muy bien al primer capítulo y, a partir de entonces, ha descendido drásticamente pasando de los más de 3 millones del estreno a tan sólo 1,65 registrado en el último episodio. No es para menos.

The Americans

FX The Americans

Publicidad

¿De qué va 'The Americans'? Los actores Matthew Rhys ('Cinco Hermanos') y Keri Russell ('Felicity') interpretan a Philiip y Elizabeth, dos espías de la KGB en los años 80. Y ahí surge el primer problema: la credibilidad de los personajes es prácticamente nula. En ningún momento te crees que el matrimonio protagonista sean dos espías rusos, tampoco te crees que estés en la década de los 80 (la ambientación es pésima) y mucho menos que Elizabeth (Keri Russell) sea rusa.

Lo mejor viene cuando el matrimonio de espías secuestra y mantiene dentro del garaje de su casa a un espía que trabaja para Estados Unidos. Una de las muchas inverosimilitudes de esta aburrida serie. Para colmo tienen un nuevo vecino que trabaja para el FBI, justo en la división de contrainteligencia y que, además, se lo dice a sus vecinos nada más conocerlos. Muy creíble.

'The Americans' es plana, aburrida y sin gancho alguno. Desde el principio ves que no funcionan ni los personajes, ni el guión, ni la penosa ambientación. Para ser una serie de espías debería tener muchísima más intriga y unos personajes infinitamente más complejos. Por el contrario, es una serie sosa y sin chispa que no crea interés en ninguno de los 60 largos minutos que dura el episodio piloto.

El mayor de los bochornos se produce durante los curiosos 'flashbacks' que, al estilo 'Revenge', mantienen idénticos a los protagonistas tanto si es 20 años atrás como en la actualidad. Una prueba más de la falta de credibilidad de esta serie que ni a los más acérrimos seguidores del género espías les puede gustar.

A pesar de su buen comienzo, 'The Americans' empezó a bajar de audiencia en el segundo capítulo y más aún en el tercero. Una bajada que seguirá en caída libre hasta el episodio número 13, el último de la primera temporada. Con una curva de audiencia así tiene muy complicada la renovación, que se dio por segura nada más ver el piloto.

De la larga lista de pilotos estrenados en la temporada 2012/2013, 'The Americans' tiene un sitio privilegiado en cuanto a los peores. Sus pretensiones se convierten en su mayor lastre y la serie aburre desde el principio. No hay sorpresas, no hay giros, no hay dobleces en la psicología de los personajes. Todo es plano y unidimensional. Un despropósito seriéfilo.

Publicidad