Todavía faltan cuatro semanas para que comience la séptima (y última) temporada de ‘The Mentalist’, serie que arrasó en su primera temporada con una media de casi 18 millones de espectadores y que en su pasada season finale logró poco más de 11. No es una caída escandalosa pero sí ha sufrido un evidente desgaste, aunque al menos la cadena ha sabido frenar a tiempo y finalizar la serie antes de que se produjera el desplome total.

Quizás ‘The Mentalist’ está en un punto intermedio en el que sí era necesario terminar pero en el que tampoco hubiese sido un crimen una tanda extra de episodios. No todas han sido así, ya que hay finales muy acertados y otros completamente olvidables.

'Sons of Anarchy'. El próximo 9 de diciembre se despide para siempre la serie más emblemática de la cadena FX junto a 'American Horror Story'. El ejemplo perfecto de cómo poner fin a una serie que, temporada a temporada ha ido ganando en calidad y audiencia. Ha sido ahora, en su séptima temporada y con la crítica a sus pies, cuando la cadena ha decidido despedir a una serie que cuenta con un batallón de fans invencible.

'Boardwalk Empire'. Otro ejemplo exquisito de cómo se tienen que hacer las cosas. Se trata de una de las series más elegantes y refinadas que HBO haya emitido en la última década, con un reconocimiento bastante menor al que merece. Hace tan sólo dos semanas se despidió de HBO ante más de 2 millones de espectadores. Así, sí.

'The Newsroom'. Un caso extraño. La serie creada por Aaron Sorkin ha tenido una evolución muy irregular, con episodios dignos de elogio y con otros altamente prescindibles. Con todo, la serie protagonizada por Jeff Daniels es un ejemplo claro de televisión en mayúsculas, que perfectamente podría haber tenido una cuarta temporada. Lamentablemente, no será así y la serie dirá adiós tras la emisión de su tercera y breve temporada que comienza el 9 de noviembre.

'How I Met Your Mother'. Se ha escrito muchísimo del final de una de las sitcoms más populares de la última década, pero más allá de si el final gustó más o menos, nos encontramos ante la clara opinión de que la serie, con 9 temporadas y más de 200 episodios, debería haber terminado mucho antes. 

'True Blood'. Uno de los finales más bochornosos que se han producido en la televisión. Parece increíble que HBO descuidara esta serie hasta tal punto en el que nadie hablase del infame episodio final, ni siquiera los más acérrimos fans. Una pena que una serie que empezó tan bien terminase de una forma tan irrelevante y prescindible.