QUIÉN FUE PHYLLIS SCHLAFLY

En una parrilla televisiva repleta de ficciones que empoderan a la mujer –'The Good Fight', 'Fleabag' o 'El cuento de la criada' por mencionar unas pocas–, llega 'Mrs. America' para servir de revulsivo desde el lado contrario, el de las antifeministas. Esta miniserie de nueve episodios se centra en la activista conservadora Phyllis Schlafly (1924-2016), conocida como "la novia de la mayoría silenciosa", que saltó a la fama en la década de los 70 al encabezar un movimiento que se opuso a la Enmienda de Igualdad de Derechos (ERA).

Schlafly creía que esta enmienda eliminaría ciertos privilegios otorgados a las mujeres, como contar con baños separados o no ser convocadas para alistarse en el ejército. Schlafly, que realmente comenzó en política por su pasión por la defensa nacional, acabó liderando una campaña formada por mujeres que se sentían excluidas del discurso feminista, lo que acabaría dañando el movimiento de liberación de las mujeres. Continuó su lucha hasta el final: su último libro, en el que apoyaba a Donald Trump, fue publicado un día después de su muerte a los 92 años.

SUS ENEMIGAS, LAS FEMINISTAS

La idea, según Stacey Sher, productora ejecutiva de 'Mrs. America', era contar el movimiento por los derechos de la mujer desde el punto de vista de sus antagonistas, pero también visibilizando a aquellas feministas contra las que Schlafy luchó. Junto a Cate Blanchett, en el apabullante reparto de 'Mrs. America' encontramos a Rose Byrne, Margo Martindale, Tracey Ullman, Uzo Aduba y Elizabeth Banks que interpretan a algunas de estas mujeres empoderadas. Junto a ellas, el ficcionado personaje de Sarah Paulson, como la mejor amiga de Schlafy.

La actriz Rose Byrne es Gloria Steinem (1934), la cofundadora de la revista Ms., publicación feminista y liberal que apareció a inicios de los 70 como suplemento de la revista New York y que se convertiría en mensual de forma independiente con artículos que dieron voz a la mujer, en los que analizaban temas como la lucha de clases y cuestiones de género y raza. Junto a ella, Betty Friedan (1921-2006) interpretada por la cómica Tracey Ullman, conocida por su ensayo 'La mística de la feminidad', y también por haberse enfrentado a Schlafy de una forma airada, al desearle su muerte en la hoguera. Uzo Aduba ('Orange is the New Black') encarna a Shirley Chisholm (1924-2005), la primera mujer negra elegida al Congreso y también la primera en postularse a la nominación por el partido demócrata en 1972 (Obama le concedió de manera póstuma la Medalla Presidencial de la Libertad). La veterana Margo Martindale se pone en los zapatos de Bella Abzug (1920-1998), una abogada que entró en la Cámara de Representantes, conocida por sus extravagantes sombreros, algo que según ella simbolizaba que no era una simple secretaria. Y Elizabeth Banks da vida a Jill Ruckelshaus (1937), asistente en la Casa Blanca y cofundadora de la Asamblea Política Nacional de Mujeres, dedicada a apoyar a las mujeres que quieran acceder a la política.

SOBERBIA CATE BLANCHETT

La actriz se crece con un papel que nada tiene que ver con ella en la vida real. Al espectador le puede chocar ver a Cate Blanchett interpretando a Phyllis Schlafly pues es conocido su activismo promoviendo los derechos de las mujeres con campañas como Time’s Up o el #metoo. En entrevistas recientes, Blanchett ha afirmado que aceptó interpretar al personaje porque le fascinó la idea de convertirse en esta mujer tan alejada de ella misma lo que le daba la oportunidad de entender la lucha desde otra perspectiva y aprender, en definitiva, de la Historia. Algo en lo que también concuerda la creadora de 'Mrs. America', Dahvi Waller, que se sorprendió de joven al descubrir que “podía haber mujeres que luchaban por oprimir a otras mujeres”.

Para Cate Blanchett, cuyo padre murió de un ataque al corazón cuando ella era pequeña, su hogar fue un hogar en femenino, construido por mujeres: su abuela, su hermana, arquitecta, y su madre, su modelo a seguir, una trabajadora soltera. En la serie, las mujeres luchan de forma apasionada por lo que creen, exponen dos puntos de vista, la inclusión frente a la practicidad. Un tema complejo que sigue hoy día. La actriz se lamentaba de esto mismo, de que en realidad poco ha cambiado desde entonces. Seguimos hablando de mujeres en el ejército, de baños unisex, de la libertad reproductiva… 'Mrs. America' intenta visibilizar a esas pioneras que lucharon por su derecho a trabajar, pero también por el derecho a quedarse en casa y formar una familia.