Protagonizada por Laura Dern, la serie cuenta la vida de Amy, que vive en un nuevo estado vital desde que se fue a un campamento de retiro para dejar atrás la ira acumulada. Tras acostarse con su jefe, Amy está desesperada ante el cese como directora de uno de los departamentos de su empresa, Avadon. Fuera de sí, monta una escena que la lleva a abrir un ascensor en marcha con sus propias manos. Así son los primeros minutos de ‘Enlightened’, una comedia negra, ácida y espiritual. Todo a la vez.

Desde entonces, Amy lucha contra su antiguo yo, despreocupado y neurótico y su nueva personalidad, pacifista y con capacidad crítica. Es luchadora y una idealista. Siempre ve lo mejor de la gente e intenta sonreír a todo el mundo a su paso. Aunque ella ha cambiado mucho durante su tratamiento, la empresa en la que solía trabajar está en el mismo punto. Y si algo ha cambiado ha sido a peor. Su anterior secretaria, Krista, ha ascendido y ocupa el puesto de Amy, que se ve relegada al sótano en un desconocido departamento que se llama “Cogentiva”.

Escena de Enlightened

En el sótano trabajan los más extraños de cada departamento y nadie sabe realmente la función que tienen dentro del entramado empresarial. Amy, que investiga todo lo que está a su alrededor, se da cuenta de que los utilizan para controlar a los trabajadores e inventar mil formas de pagarles menos y ganar más. Desde entonces Amy se marca como objetivo cambiar la empresa desde abajo.

Ante su insuficiencia económica decide vivir con su madre con la que mantiene una relación muy especial y cuyas personalidades chocan de forma diaria. Gran parte de los capítulos se desarrollan en la casa que ambas comparten y en las ácidas respuestas que la madre de Amy siempre tiene preparadas.

La relación que mantiene con su ex marido, Levi, no es menos peculiar. Desde que se divorciaron, Levi (Luke Wilson) se ha convertido en un drogadicto que no ni motivaciones ni aspiraciones de futuro. Tras no pocos conflictos con Amy, decide irse al campamento de retiro para desintoxicarse y cambiar de vida.

¿Un mundo mejor es posible?

Además de lo evidente, está claro que ‘Enlightened’ habla sobre temas que nos afectan a todos. La capacidad de transformación, las ganas de cambio, la creencia de que un mundo mejor es posible. Aunque Amy lo intenta llevar a cabo se da de bruces contra la imposición de los demás, siempre reacios a que algo cambie en sus vidas. Quizás esta complejidad de ideas no haya jugado a favor de la serie y la audiencia no haya sabido encajar ‘Enlightened’ entre su oferta televisiva.

Hacía bastante tiempo que no me encontraba con una serie que con una premisa tan sencilla conseguía tanto. ‘Enlightened’ ofrece dese el inicio un mensaje que no se parece al de otras comedias y se lanza de lleno y con valentía a explorar un terreno desconocido en la ficción. Como siempre HBO a la vanguardia. Contar con Laura Dern en el reparto, que ha ofrecido una interpretación excepcional, ha sido un auténtico regalo para los espectadores.

Una de las mayores curiosidades de la serie es la peculiaridad del reparto. Mike White, creador y guionista de todos los capítulos, es también Tyler, uno de los trabajadores de Cogentiva. Laura Dern, es también co-creadora de ‘Enlightened’ y su madre en la serie, la actriz Diane Ladd, lo es también en la vida real.

 

Escena de Enlightened