La secuencia de apertura en 'The Newsroom' no pudo ser más acertada. Will McAvoy acude como invitado a un encuentro con universitarios, quiénes le hacen sucesivas preguntas que él evita sin mojarse en exceso. El moderador fuerza a McAvoy a contestar a la pregunta: ¿Por qué Estados Unidos es el mejor país del mundo? Su polémica respuesta causa tal escándalo que la cadena de televisión le obliga a cogerse unas vacaciones forzadas y reducir así el revuelo mediático.

Cuando Will regresa, todo su equipo de redacción se ha marchado y tiene que empezar de cero. El punto de partida es excelente y todo el discurso del piloto se estructura en torno a la vuelta de Will McAvoy tras el debate universitario. Sorkin ha creado un personaje protagonista magnético, interesante y con un carisma pensado para enganchar al espectador desde el principio.

Para sustituir al antiguo productor del programa de noticias llega MacKenzie McHale (Emily Mortimer), una antigua novia de Will, y a la que cree ver durante su polémica respuesta a la estudiante universitaria. Al principio, Will se niega a que MacKenzie sea la responsable del informativo, pero todo cambia tras la excelente capacidad de la productora durante el programa temático sobre el derrame de petróleo crudo en el Golfo de México (un hecho real ocurrido en 2010). La química entre MacKenzie y Will es más que evidente y la extraordinaria secuencia final en el ascensor demuestra que vamos a ver mucho sobre la pareja.

El resto de personajes secundarios están muy bien definidos. El triángulo amoroso entre Jim, Maggie y Don da mucho juego y está planteado con inteligencia. Y lo mismo ocurre con el personaje de Charlie Skinner, presidente del canal ACN, con un humor ácido que provoca una gran parte de las carcajadas de la serie.

Sorkin, marca registrada
El sello Sorkin está presente en 'The Newsroom' desde el principio: diálogos acelerados, realización vertiginosa (quizás demasiado forzada) y unos personajes que conectan con el espectador. A pesar de que la duración del piloto es mayor a la habitual, 70 minutos, el primer capítulo tiene un ritmo excelente y no deja que te aburras ni un segundo. Su pasión por los medios de comunicación ya se vio en la cancelada 'Studio 60' (NBC 2006-07) y en 'Sports Night' (ABC: 1998-00).

A pesar de las críticas negativas, la mayoría procedentes de medios americanos conservadores, Sorkin ofrece un relato honesto, comprometido y valiente de lo que significa ser americano, de sus valores y de su peculiar forma de hacer televisión. El piloto fue visto por más de 2 millones de espectadores, un excelente dato para HBO. Y todo parece indicar que la audiencia subirá a lo largo de la primera temporada, compuesta por diez episodios.

Estreno en salas de cine
Se está convirtiendo en una costumbre ver las series extranjeras que adquiere Canal + en las salas de cine. Ver una serie de calidad como 'The Newsroom' en las salas del Cinesia Proyecciones (Madrid) es un lujo del que podemos disfrutar gracias a esta gran iniciativa del canal de pago con la mejor oferta de ficción extranjera de nuestro país.