LEGENDARIA ACTRIZ

El día en que Angela Lansbury salvó a su hija de la secta de Charles Manson

La muerte de la actriz Angela Lansbury a sus 96 años ha hecho que se hable de varios momentos curiosos de su vida, entre ellos, aquel en que consiguió que su hija no entrara en la secta de Charles Manson.

Publicidad

El mundo del cine y la televisión amanecía este martes con la triste noticia de la muerte de Angela Lansbury, actriz británica conocida principalmente por su papel de Jessica Fletcher en la mítica serie 'Se ha escrito un crimen', pero también por películas como 'Luz de gas', 'La bruja novata', 'La Bella y la Bestia' o 'El retrato de Dorian Gray'.

Fallecida a los 96 años, Angela Lansbury ha tenido una larga vida y una larga carrera a sus espaldas, de la que son muchos los momentos a destacar. Uno de ellos, especialmente llamativo porque le relaciona con la secta de Charles Manson, el famoso criminal que lideró un culto personalista en los 60 y 70. Bajo su nombre se perpetraron sangrientos crímenes como el que acabó con la vida de la actriz Sharon Tate, al que hace referencia la película 'Érase una vez... en Hollywood'.

Y es que el entorno de aquella secta intentó captar en su época de mayor apogeo a los hijos de Lansbury, Anthony y Deidre. Así lo recordó ella misma en 2014, en una entrevista al Daily Mail, donde asociaba el acercamiento de sus hijos a aquel entorno con el incipiente consumo de drogas: "Empezaron con el cannabis, pero rápidamente aquello pasó a la heroína. Había grupos por las colinas de Malibú que se dedicaban a perseguir objetivos mortales".

"Me duele mucho decirlo, pero en cierto punto, mi hija estuvo en un grupo que lideraba Charles Manson. Era una de las muchas jóvenes que lo conocía y lo seguía. Estaban fascinadas", contaba Lansbury de su hija Deidre. Aparentemente, la entonces joven hija de Angela Lansbury estaba apoyando con financiación a la secta que ya se conocía como 'familia Manson'. La actriz reconocía que la personalidad de Charles Manson hizo mucho para atraer a estos jóvenes: "Era un personaje extraordinario, carismático a muchos niveles, no tengo duda de ello".

Sin embargo, esta situación avocó a que Angela y su marido Peter Shaw decidieran cortar por lo sano, e irse durante un tiempo de Estados Unidos, deteniendo temporalmente su carrera. "Hicimos las maletas y nos fuimos al condado de Cork, en Irlanda. Decidí que fuéramos allí porque era el lugar de nacimiento de mi madre, y porque allí mis hijos estarían lejos de malas influencias bastante rápido. Aún mantengo allí la casa, a la que intento ir al menos una vez al año", dijo entonces Lansbury sobre su escapada.

Años después, no se arrepentía de aquella mudanza, y aseguraba que recondujo la vida de sus hijos: "Anthony dejó sus malos hábitos inmediatamente. A Deidre le llevó algo más de tiempo". Anthony acabó haciéndose director de televisión, e incluso dirigió algunos episodios de 'Se ha escrito un crimen', serie que protagonizaba su madre.

Angela Lansbury junto a su hija Deidre
Angela Lansbury junto a su hija Deidre | Getty

En cuanto a Deidre, ella se casó más tarde al volver a Los Angeles, donde se adentró en el mundo de la hostelería abriendo un restaurante italiano, ya mucho después de que la 'familia Manson' hubiera sido conocida por sus atroces crímenes, y después de que Charles Manson ingresara en prisión de por vida.

"Ciertamente, no tengo duda de que habríamos perdido a uno de mis hijos o a los dos si no me los hubiera llevado a un sitio totalmente distinto, a la vida simple de Irlanda. Tuvimos mucha, mucha suerte de darnos cuenta de los que pasaba en ese momento", explicó Lansbury en su momento.

Seguro que te interesa:

'Érase una vez en Hollywood': La aterradora historia real de los crímenes de Charles Manson

ObjetivoTV » Cine

Publicidad